Archivo de la etiqueta: marketing


Talento Esic Co-labora

Nada más comenzar el año 2011 tuve la oportunidad de disfrutar de un maravilloso fin de semana en el taller “Arqueología del Talento“. Hoy me llega un artículo, recomendable 100%, del creador de dicho taller, Alberto Sánchez-Bayo.

Espero que lo disfrutes.

“El talento abunda, pero… enterrado. Hemos observado, investigado y adquirido un gran conocimiento acerca del mundo que nos rodea y, sin embargo, el conocimiento de quiénes somos, el que imprime sentido a nuestra existencia y nos impulsa a participar de forma consciente en el desarrollo de la humanidad, ha quedado relegado en nuestra cultura educativa. Como consecuencia de ello, se produce una integración insatisfactoria del hombre en el mundo del que forma parte y que se materializa en un desequilibrio que se proyecta en el uso inadecuado de sus capacidades.

El hombre moderno vive para su desarrollo profesional. El trabajo es el centro de sus preocupaciones y absorbe la mayor parte de su tiempo y energías. Se prepara para el mundo laboral desde una edad temprana, desde que ingresa en la escuela. Allí adquiere conocimientos cada vez más especializados para afrontar su integración laboral en una sociedad que avanza hacia un futuro donde el trabajo será incierto. 

Vivir se ha convertido en una profesión competitiva y estresante, de supervivencia dentro de una organización social compleja que presupone que la formación técnica y la experiencia profesional son un gran valor en el mercado laboral. Este enfoque cultural, que impulsó a la humanidad al desarrollo de tecnologías capaces de procurar abundancia material y a establecer nuevas formas de organización social, tuvo su origen en un momento de la historia de Occidente donde las necesidades de la población no son las de hoy en día. Así, este sistema, cumplida su función, se desarticula en lenta agonía. Agradezcamos los beneficios que nos fueron legados para aceptar su partida definitiva y emprendamos la renovación de una cultura organizacional que sirva a la humanidad allí donde ésta necesita y de acuerdo a los talentos propios.

Esta desintegración está generando grandes dosis de incertidumbre. La seguridad depositada en el sistema socioeconómico se ha derrumbado. Carente de alternativas, el individuo se siente solo e indefenso en su desafío urgente por la supervivencia y el deseo de mantener un cierto nivel de vida; no tiene en qué confiar. El hombre ha de recuperar la confianza en sí mismo, ésa es la necesidad latente que está emergiendo y que se manifiesta vigorosamente. El individuo anhela reconciliarse consigo mismo, aspira a recuperar una parte de sí de la que se ha despojado y ha enterrado, ansía sentirse vivo, valioso y útil. Está gestándose una renovación de la organización social basada en el renacimiento individual.

Esta regeneración empieza en cada individuo con un proceso de investigación personal, de arqueología de sí mismo que le restituya al lugar que le corresponde. Un viaje de auténtico conocimiento liberador que marca la dirección a seguir, al tiempo que brinda las soluciones para la realización de las inquietudes vitales y la satisfacción de las necesidades cotidianas. Esta aventura conduce al encuentro del lugar que a cada cual le corresponde en el mundo. Ese espacio de conexión con el vivir en el que se descubre que vivir es más que una profesión, es una vocación por la cual nos autorrealizamos siendo útiles en base a los talentos propios. 

El conocimiento de uno mismo nos revela una razón de vivir y un inmenso poder para realizar esa misión: el talento. Así, el individuo habrá de adquirir confianza en sí mismo y reconfigurar satisfactoriamente su relación con el mundo. Desenterrado el talento el hombre transformará su sentido del trabajo y tomará consciencia de que ha nacido como un ser único e irrepetible, semejante pero no igual a los demás, para contribuir precisamente a través de su talento -su mejor capacidad- a mejorar el mundo del que forma parte. 

Quienes a partir del conocimiento de sí mismos reconozcan su propia esencia, su propósito vital y su talento, estarán en condiciones de orientar la adquisición de conocimientos técnicos y académicos con fundamento y participar en las organizaciones sociales y económicas aportando valor y utilidad, mientras avanzan en la construcción de su propio proyecto. La organización que establezca su capacidad en torno al talento se nutrirá de esa ventaja comparativa que hay en cada uno de sus miembros y de la motivación que les guía, generándose un ambiente positivo de colaboración establecido a partir del compromiso mutuo y la corresponsabilidad.

Los catalizadores de este renacimiento del talento, los conductores del nuevo orden que está floreciendo, los gestores de la presente crisis, los terapeutas griegos del siglo XXI a los que llamamos coach, facilitan este viaje esencial a ti mismo y colaboran para que esta labor de arqueología personal sea posible y tú seas, no solo el protagonista de tu propia vida, sino también parte esencial de la creación de un mundo mejor y más capaz para todos.”

Feliz día…y qué consigas ser feliz gracias a tu talento.

Fernando

Anuncios

¿ Perteneces a alguna tribu ?


Escucha a Seth Godin.

( activa los subtítulos en el idioma que desees si no dominas el inglés )

Ahora una vez escuchado, ¿ tenemos intereses en común ?

Te propongo una nueva forma de vivir la vida.

Agel es mi tribu, si quieres únete a ella.

El marketing de conquista


Publicado por José Luis Briones en http://www.ejecutivos.es/noticia.asp?ref=12751

“Si tuviésemos que encontrar una de las principales barreras mentales que tiene el empresario hoy y que forzosamente debe superar si quiere ganar en la batalla competitiva, sin duda alguna me atrevo a afirmar que es la del paradigma mecanicista, cuyo origen es de la época industrial y que todavía determina las decisiones en nuestras empresas. La forma más gráfica para definir este paradigma es el reloj.

Un reloj está formado por diferentes piezas, cada una de ellas por separado no significan nada, sólo tienen sentido integradas en una maquinaria y es ésta la que se lo da. Extrapolado a nuestro concepto de empresa, y si analizamos un organigrama, tomamos conciencia de que sólo se entiende desde la metáfora del reloj. Pero ésto es solo un adelanto de mi siguiente artículo en el que intentaré explicar lo que significa un nuevo concepto que hemos elaborado y que llamamos “empresa espagueti”

Lo cierto es que esta visión mecanicista de la empresa, y de la vida, en la que todo está formado por piezas independientes entre sí, también podemos extrapolarla al marketing.

Nos encontramos con empresas inspiradas en valores comunes de todos sus componentes, que rechazan este modelo mecanicista y lo cambian por el compromiso de una misión que inspira a la totalidad de la empresa. Al menos así debería ser, pero ¿realmente lo es?, ¿a la totalidad?

Conozco muy pocos casos en los que esto sea así, Google sin duda lo es, como también lo es, o al menos lo fue en sus comienzos, Body&Shop, y sin duda hay más. Pero aceptemos que son los menos.

La cuestión es ¿hasta qué punto se tienen en cuenta estos valores, y esta misión, a la hora de planificar el marketing?, ¿hasta qué punto se inspiran las campañas de comunicación en lo que se debería definir como el “alma de la empresa”?, he tenido ocasión de colaborar a lo largo de mi vida profesional en decenas de “brainstormings” en los que se han diseccionado los objetivos, los mercados y las estrategias de comunicación… pero en ninguno –y acepto que muy probablemente la memoria me esté haciendo una mala jugada– he tenido la oportunidad de partir, a la hora de diseñar por ejemplo el eje de la campaña, de estos valores y de esta misión. No es que se decidiese en contra, de forma consciente, es que ni siquiera era motivo de planteamiento a la hora de definirlo.

Pues bien, si hay algo de lo que estoy totalmente convencido es de que –y ya es urgente– se hace preciso empezar a crear un marketing más holístico, en el que se tengan en cuenta, no solo los objetivos, no sólo el perfil del consumidor que define el mercado, no solo la estrategia, sino la totalidad que define la empresa, que viene determinada por estos factores, mas los valores, misión, etc. Simplificando, quizás en exceso, de forma gráfica, se trataría de unir a la pregunta “¿cuánto queremos vender?”, otra: “¿va a mejorar el mundo con esta campaña?”

Y esto es en definitiva el “marketing de conquista”, una visión diferente de lo que es el marketing, que ni anula, ni sustituye, sino que es una respuesta a la demanda del propio mercado, cada vez más potente, de ver al consumidor no solo como una persona con necesidades, sino también con vida interior, con lo que se complementa lo que ya hay, aportando una nueva dimensión.

A diferencia del marketing tradicional, definido fundamentalmente por los recursos disponibles para su desarrollo (sin despreciar por ello la imprescindible capacidad creadora) y también a diferencia del marketing de guerrillas, centrado básicamente en la capacidad de imaginación del emprendedor y del pequeño, o mediano, empresario, el marketing de conquista, sin renunciar a los recursos, ni a la imaginación, parte de lo que entendemos debería ser el origen de todo proyecto empresarial: el emprendedor y sus motivaciones. Es decir: su razón fundamental para crear la empresa.

Mientras que la formación tradicional enfocada al emprendedor y PYMES, segmenta las áreas, disociando la misión y visión del proyecto empresarial, del marketing que va a hacer que éste sea una realidad, el marketing de conquista parte precisamente de éstos –visión y misión– haciendo que sean la principal fuente inspiradora de la estrategia a desarrollar y tácticas a implementar.

De aquí que entendamos que este nuevo marketing no sustituye a las anteriores escuelas, sino que se suma, añadiendo un elemento clave para su efectividad: el perfil emocional del emprendedor/empresario, para ayudarle a superar las barreras mentales para alcanzar el nivel de conquistador.

¿Por qué marketing de conquista?, porque de lo que se trata es de conquistar, empezando por uno mismo.

Todo proyecto empresarial parte de un sueño, pero también de unos valores que sirven de guía a la realización del mismo. Una de las barreras que hasta ahora hemos tenido era que si bien por una parte se diseñaba una visión que sirviese de meta a alcanzar, para todos los involucrados en el proyecto de empresa, luego se producía una paradoja: crear un marketing ajeno, ya no sólo a la misión, sino ajeno a los valores que la inspiran, enfocándose fundamentalmente en obtener resultados a corto plazo, siendo esta la contradicción que hemos vivido hasta ahora.

UNA RUPTURA ENTRE LOS OBJETIVOS CULTURALES DE LA EMPRESA Y LOS ECONÓMICOS

Empresas como Google, Mercadona, Irizar, Body&ShopStarbucks, Patagón, etc., nos confirman que no sólo hay ya una tendencia, sino que es una realidad, de que realmente no tiene por qué haber diferencia entre la empresa que queremos crear y nuestro posicionamiento, a nivel de cultura, en el mercado. Es más: yo me atrevería a afirmar que realmente lo que estas empresas ha hecho posible su actual realidad, ha sido precisamente haber sabido insuflar su marketing con sus valores, lo que les ha permitido alcanzar su actual posicionamiento.

En otras palabras (y realmente han sido estas empresas las que nos han inspirado este nuevo concepto de marketing, “marketing de conquista”, así como el de “empresas espagueti”) podemos afirmar que ha sido la fusión de valores culturales con su estrategia de marketing lo que les ha facilitado en gran medida su éxito evidente.

Cuando la empresa es capaz de integrar en un sólo proyecto común a todos sus componentes, clientes incluidos, hace que las relaciones se conviertan en un ganar-ganar, lo que conlleva fuertes compromisos y un alto nivel de lealtad, convirtiendo entonces a la confianza en un factor decisivo para cualquier estrategia competitiva. Pero la confianza no se genera a base de recursos, ni tampoco de imaginación, sino de coherencia con los compromisos transmitidos a través del marketing. Entonces los valores dejan de ser una bonita teoría, convirtiéndose en la base fundamental sobre la que se asienta este proyecto común.

Y de esta forma, aquí se da una nueva dimensión a las palabras “competir” y “ganar”, que no sobran, puesto que en definitiva este es el objetivo: competir y ganar desde los valores y el compromiso social con mi entorno. Es entonces cuando el mercado valora nuestro esfuerzo y es entonces cuando este se solidariza con lo que luchamos por representar.

Pero en definitiva, ¿qué es el marketing de conquista?, básicamente se trata de asentar toda la estrategia sobre tácticas en las que predomine lo humano, y en las que este concepto “humano”, implique su desarrollo. En pocas palabras: si entendemos que el crecimiento de la empresa no solo es económico, si entendemos que crear relaciones con los clientes es algo más que generar ventas, seremos líderes del mercado.

¿Cómo se consigue esto?, basando principalmente nuestro marketing en fomentar sensaciones coherentes de solidaridad. Un ejemplo: la experiencia de compra.

¿Qué significa para nosotros hacer que la experiencia de comprarnos sea algo más que una transacción comercial?, y ¿qué más puede ser? En el marketing de conquista el elemento clave de la transacción comercial se base en el valor que aportamos a nuestro cliente, que tiene que transcender el puramente de satisfacer supuestas, o reales, necesidades.

¿Realmente estamos haciendo que las personas sean mejores a través de su relación con nosotros?, ¿realmente estamos siendo nosotros mejores personas cuando analizamos lo que vamos a aportar al mercado?, ¿cómo vemos las relaciones con las personas que definen nuestro mercado?… ¿vemos a cada cliente con el signo del euro en la frente, o le vemos como alguien que quiere ser reconocido como persona, con sus valores, inquietudes y sueños?

¿Cómo contribuimos al desarrollo del mundo?, ¿qué pasaría si no existiésemos como empresa?, son preguntas claves que deben determinar nuestra estrategia. Son cuestiones claves para definir la bondad de nuestros obligados resultados económicos.

Tenemos que romper el paradigma mecanicista, representado por el reloj, tenemos que empezar a entender que el mercado lo forman personas y que nuestra obligación no es conocer sus expectativas y emociones, para manipularlas a nuestro favor, sino para satisfacerlas en beneficio común. Una espiral en la que todos ganamos, pero que debe partir de una premisa fundamental; conquistarnos primero a nosotros mismos, antes de conquistar el mercado.

Entonces sí, entonces no sólo seremos capaces de competir y ganar, sino que el propio significado de ganar será totalmente diferente, porque no solamente se va a reflejar en nuestra cuenta de resultados, por encima de todo se va a reflejar en nuestra alma y en la de nuestros clientes, y en consecuencia, en el mundo”.

Gracias José Luis, una vez más acertado. Creo que en Agel estamos en esta línea: buscamos un mundo mejor, más humano.

Hablemos de Marketing: ” Boca a Boca “…


Si tu estilista te diese 10 dólares cada vez que le enviastes a uno de tus amigos podrías estar tentado de decirle a todos tus amigos lo fabuloso que tu estilista es o podrías incluso intentar buscar nuevos amigos para enviarle.

Este inteligente método de obtención de clientes es una forma de boca a boca llamada afiliación. Si bien durante décadas ha habido compañías sin ánimo de lucro, como PBS, que han utilizado este esquema, estos programas se han popularizado entre compañías del más diverso tipo: desde servicios financieros y automóviles hasta periódicos y hoteles. Christophe Van den Bulte, profesor de Marketing de Wharton, considera que estos programas de afiliación o asociación son efectivos a la hora de atraer clientes de mayor calidad. ” Hace tiempo que sospechamos que estaban aumentando “, señala ” y ahora tenemos la evidencia de que además hay un sólido beneficio económico “.

Según el estudio “ Programas de Afiliación ( o de referidos ) y Valor añadido ” ( que se publicará en el número de enero de 2011 de  Journal of Marketing de la American Marketing Association ) estos programas son en realidad una manera financieramente atractiva de captar nuevos clientes para las empresas.  El proyecto de Van den Bulte, Bernd Skiera y Philipp Scmitt, profesor y estudiante de doctorado respectivamente, realizado en la Universidad Goethe en Frankfurt, Alemania – se ha llevado a cabo durante un período de tres años y estudió el programa de afiliación de clientes de un importante banco alemán ( del que se mantiene  el anonimato ) en el cual los clientes reciben 25 euros por traer un nuevo cliente.

Van den Bulte afirma que no es casual que el estudio se llevase a cabo con colegas con sede en Frankfurt, ciudad considerada la capital financiera de la zona euro, y hogar no sólo del Banco Central Europeo, el Bundesbank y Eurex, sino también sede de varios grandes bancos, incluyendo el Deutsche Bank, Commerzbank y el KfW.

El objetivo del estudio era doble, según Van den Bulte. “Se habla mucho de comercialización boca a boca, y sobre cómo ganar dinero en la redes sociales. Nuestro primer objetivo era ver si los programas de clientes referidos podrían transformar el capital social en capital económico. En segundo lugar, queríamos crear una metodología que evaluase la eficacia de los programas de referencia de clientes que fuese fácil de implementar con los datos y las herramientas disponibles para los gerentes. “

Utilizando la información de una base de datos de 10.000 clientes adquiridos por el banco durante 2006 – aproximadamente la mitad de ellos a través de programa de referencia de la institución y la otra mitad a través de marketing tradicional, tal como correo y publicidad – el estudio ha abordado tres cuestiones:

• ¿ Los clientes referidos han permitido márgenes más altos que otros clientes?
• ¿ Los clientes referidos permanecen más tiempo con la empresa que otros clientes?
• ¿ Los clientes referidos tienen un valor superior (CLV), es decir, el valor actual neto de todos los beneficios que un cliente genera por su asociación con la empresa?

Las respuestas, según el estudio, son todas positivas.

Un análisis de la actividad de los clientes a partir de enero de 2006 y hasta septiembre de 2008, un total de 33 meses, mostró que los clientes referidos generan márgenes más altos que otros clientes. Esta diferencia fue muy importante al principio, y se fue reduciendo con el tiempo, tendiendo a cero tras cerca de 1.000 días.

Este patrón, según Van den Bulté, es coherente con lo que se conoce como el mecanismo de “mejor juego”, que se ha documentado en estudios realizados por sociólogos económicos del MIT en los programas de referidos de los empleados. La práctica consiste en que los empleados cobran por llevar nuevos contratos y es especialmente popular en las industrias de alta tecnología.

“Como cliente, conozco mejor a mi banco que quienes no lo son. Y también conozco mejor a mis amigos que mi banco”, señala Van den Bulté. “Tengo más claro que mi banco acerca de cuál de mis amigos encajaría con ellos, y viceversa. Este es el mejor argumento de coincidencia: El cliente conoce a ambos, y tiene mejor información para evaluar en qué medida pueden coincidir los dos. Usando esta información, sólo refiero personas que creo pueden coincidir bien con mi banco. “

Este fenómeno explica por qué los márgenes al comienzo del estudio eran más altos para el cliente referido que para el cliente adquirido a través del mercadeo tradicional. Los clientes con mejor compatibilidad generan más ingresos a un coste menor para la empresa.

A medida que el Banco trabajó con los nuevos clientes, sin embargo, ambas partes aprendieron unos de otros por sus propias interacciones y ya no tuvieron que depender de una tercera persona en común (el cliente que hizo la recomendación). La ventaja de la información inicial desaparece a medida que las relaciones entre el banco y los nuevos clientes se desarrollan, al igual que la diferencia de margen. Así, se explica por qué la diferencia en el margen desaparece con el tiempo.

Compartir un vínculo.

La cuestión trata sobre la retención de los clientes. Los clientes referidos estuvieron un 18% más dispuestos a quedarse con el banco que los otros clientes, y esa brecha no se desvanece con el tiempo. Este patrón, Van den Bulté lo indica, es compatible con otro mecanismo documentado en estudios anteriores sobre los programas de referencias de los empleados. Las personas tienden a tener una mayor adhesión a una organización si sus amigos o conocidos comparten un vínculo con el mismo establecimiento.

Los investigadores también concluyeron que la diferencia de margen combinada con la diferencia en la retención de clientes eleva la diferencia a largo plazo del 16% al 25%. “Eso no sólo es una importante cantidad de dinero”, dice Van den Bulté, “supone también un retorno en seis años del 60% de la inversión de 25 Euros que el banco paga por cada referencia.”

Muchos profesionales, incluidos los administradores del banco que hizo posible el estudio, temen que los programas de referencias pueden suponer un “riesgo moral”, pues puede haber clientes oportunistas que refieran vagos y nuevos clientes no rentables sólo para conseguir una comisión”, comenta Van den Bulté. Sin embargo, el estudio muestra que los aspectos benéficos de un programa de referencias de clientes son más que los negativos, haciendo que los programas merezcan la pena financieramente.

Según Van den Bulte, este es el primer estudio publicado que estudia desde el punto de vista financiero los programas de referencias de clientes. “Tenemos números financieros concretos, no vagas historias autocomplacientes o abstractos coeficientes estadísticos. Nuestros resultados y la metodología son algo que los directores financieros pueden comprender y aplicar de inmediato”, dice.

“Las técnicas empleadas para realizar el estudio fueron simples y directas”, añade. “Básicamente puedes calcular los valores utilizando Excel. No se necesita tener un máster en estadística; cualquier consultor de marketing o becario decente puede hacerlo. Esperamos que nuestro estudio realmente motive y ayude a las empresas a evaluar lo eficaces que son sus programas de afiliación”. El margen, la retención de clientes y números de valor del cliente, señala, variarán según las industrias y sectores, pero los procedimientos utilizados en el estudio puede ponerse en práctica en cualquier empresa con los datos de rentabilidad del cliente.

Van den Bulté dice que los programas de referencia remunerados probablemente no se den en el comercio B2B, “porque pagar comisiones a los empleados  por la remisión de clientes a la empresa puede ser concebido como un soborno. Las compañías farmacéuticas y médicos a veces tienen problemas con la FDA a causa de la remuneración de los líderes de opinión que educan a sus colegas médicos sobre los beneficios de nuevos productos, así que creo que el dinero pagado a alguien sólo por traer un nuevo cliente será mal visto. Por supuesto, la ausencia de desembolsos financieros no significa que las referencias de los clientes sean menos importantes en los mercados B2B. Las empresas sólo tienen que ser más creativas en la búsqueda de los incentivos adecuados que les permitan sacar provecho de sus redes existentes de clientes. “

¿Por qué un estudio sobre los beneficios financieros de los programas de afiliación de clientes tiene sentido ahora? La tendencia reciente hacia el marketing viral, o social, es una de las razones, pero Van den Bulté observa que también existe una creencia general de que el retorno de la inversión en marketing tradicional ha ido disminuyendo. En consecuencia, las empresas consideran que hay que hacer algo para “obtener un beneficio mayor de nuestra inversión en marketing”. Esto, ha presionado a los responsables de marketing a cuantificar el rendimiento de sus gastos. “Rendir cuentas en Marketing es una tendencia en la actualidad. Uno de los atractivos de la utilización de un programa de afiliación de clientes es que usted sabe exactamente cuánto invierte en él y, como muestra nuestro estudio, también se puede calcular cuánto está obteniendo de él. “

Aunque el estudio comparó el valor económico de los clientes adquiridos a través de los programas de referencias frente a los canales tradicionales, Van den Bulté y sus colegas planean ahora comparar el comportamiento de los pares cliente de referencia y referido, haciendo preguntas tales como: “Si uno deja de ser cliente del banco, tiene el otro mayor probabilidad de abandonarlo también? ” y “¿Referentes de alto valor tienden a referencias de gran valor?” Las respuestas, dice Van den Bulté, son importantes para identificar los mejores clientes hacia los cuales deben dirigirse los programas de referencia. El equipo ya ha comenzado a analizar los datos y espera tener listos los nuevos resultados dentro de un año.

El documento original, en inglés, puede leerse en : http://knowledge.wharton.upenn.edu/article.cfm?articleid=2554

El multinivel ya compite con los negocios tradicionales.


 
Omnilife Multinivel Agel

Angélica Fuentes, directora general de la empresa multinivel Omnilife (Foto: Pedro Mera / enviado)

“Después de una controvertida puja, en la que la empresa multinivel Omnilife se midió frente a firmas de la talla de Telefónica Movistar, el nuevo estadio del equipo de futbol “Chivas” llevará el nombre de “Estadio Omnilife, la casa de las Chivas”, e impulsará la facturación de la empresa de ventas directas entre un 7% y 9% al cierre del año en curso. 

Angélica Fuentes, directora general de la compañía, explicó que la facturación de la empresa actualmente “anda arriba de los mil millones de pesos”, pero con el patrocinio al nuevo Estadio del Club Deportivo Guadalajara, que fue equivalente a una inversión superior a 2 mil millones de pesos, los ingresos de Omnilife podrían llegar crecer 9% en 2010. 

El año de “2009 fue un año difícil, sin embargo las ventas se mantuvieron. Este año estamos esperando que nuestras ventas, y sobre todo después del estadio, tengan un incremento importante, mínimo de un 7% o 9 % ya anualizado”, dijo la directiva en entrevista con EL UNIVERSAL. 

El contrato entre ambas empresas, que son propiedad del mismo consejo de administración, es a 20 años y se espera, por parte del Club Deportivo Guadalajara, que la inversión se recupere en los siguientes 10 años; por lo pronto, el próximo 30 de julio el equipo local enfrentará a la escuadra inglesa Manchester United en un juego de exhibición. 

Omnilife sustituye a Jalisco 

El nuevo Estadio Omnilife será la nueva casa del “rebaño sagrado” y contará con una capacidad de 45 mil 500 lugares, cifra menor que los 56 mil 713 espectadores que le alcanzaban al Jalisco y que lo ubican como el segundo más grande en México después del Estadio Azteca. 

Jorge Vergara Madrigal, presidente del consejo de administración del Grupo Omnilife-Chivas, dijo que entre el pool de patrocinadores figuran empresas como Reebok, Toyota, Samsung, PepsiCo, Grupo Bimbo, entre otras, las cuales han visto un potencial enorme en un mercado de 22 millones de personas en esta ciudad que no cuenta con una oferta amplia de entretenimiento fuera de casa. 

De ahí que en el nuevo estadio, donde se trabaja a marchas apresuradas ante la inminente apertura oficial, busque fincar sus ingresos en tres ejes: el futbol, los conciertos y diversos espectáculos de autos y motocicletas. 

Vergara dijo que en la pista del estadio se pueden montar 11 diferentes tipos de espectáculos, que van desde los partidos de futbol hasta exhibiciones de rodeo y conciertos. 

El directivo dijo que más adelante la administración cerrará alianzas con otras empresas de espectáculos, como OCESA de Grupo CIE, para traer a figuras como la cantante norteamericana Beyoncé, Lady Gaga, entre otras. 

“Se tomó la decisión de llamarle Estadio Omnilife a la nueva casa del equipo, porque al igual que Chivas, Omnilife es una marca líder que trasciende fronteras, con una gran experiencia y una extraordinaria solidez en los negocios”, dijo el directivo en la conferencia de prensa que se celebró a nivel de cancha.”

Tras leer esto me he acordado de un querido amigo mío que decía que ¡ las ventas directas y el multinivel nunca serán competencia para el mercado convencial ! Está claro que mi amigo no era Rappel. Aunque es cierto que yo también me equivoqué, nunca pensé que una empresa pudiese competir con Movistar a corto plazo.

Y es que la economía está cambiando rápido…muy rápido ¿ No crees ?.

Saludos,

Fernando

Ética y Moral en el Marketing Multinivel


La importancia de una buena ética en el mundo de los negocios Multinivel, y de las relaciones humanas que este sistema de negocio conlleva, ha propiciado que uno de los gurús del Marketing Multinivel como es Randy Gage publicara el Manifiesto del MLM.

Randy Gage

Randy Gage

Este documento sienta las bases para un desarrollo ético y correcto de los negocios personales de multinivel, independientemente de la empresa de que se trate y el país donde se desarrolle la actividad.

Como dice el propio Randy “Este no es un documento para personas con mentalidad de Oveja ( Gregarios que no piensan por sí mismos) o con mentalidad de Avestruz ( los que prefieren ignorar la realidad )”.

Cualquier persona que desee adentrarse en el apasionante mundo del Marketing en Red, unirse a la revolución que se avecina, debe leer este manifiesto y cumplir con firmeza todos los puntos en él enumerados. Si deseas unirte a nuestro equipo deberás seguir estas normas básicas de funcionamiento. Haz clic en la imagen para comenzar.

Manifiesto MLM Randy Gage

Manifiesto MLM Randy Gage

Gracias Randy por todo lo que haces, especialmente por la dignificación de este trabajo.

La distribución multinivel: ¿puede cambiar el mundo?


Por José Luis Briones, Presidente de Alquimia Emprendedora. Profesor de la Business School de la Universidad Antonio de Nebrija.

Publicado en: http://www.ejecutivos.es/noticia.asp?ref=8620

“Imagine Vd. una empresa que da la oportunidad de aprender, de experimentar y asumir el protagonismo en su vida a ciudadanos normales y corrientes. Imagine Vd. que el liderazgo en esta empresa se basa, no en los que más saben, o más tienen, sino en los que obtienen los mejores resultados.
Bien, lo acepto. Reconozco que la pregunta que da título a este articulo podría ser exagerada, incluso rayando en la demagogia. Pero le pido un margen de confianza, léalo Vd. hasta el final y decida si realmente es exagerado o no votando un “si” o un “no”, dejando que sean los propios lectores quienes decidan.En pocas palabras: el dinero, el beneficio económico, es la consecuencia…no el fin. Créame que no es lo mismo.

Respeto profundamente al distribuidor por multinivel que entre en este negocio para ganar dinero. Nada que objetar, como tampoco soy yo nadie para valorar su grado de interés en obtener beneficio. Pero de nuevo le invito a la reflexión: efectivamente no todo en la vida es ganar dinero… ¿aplica Vd. esto a su propio trabajo?, la diferencia con el multinivel es que, en este negocio, Vd. va a ser quien defina el nivel de sus ingresos, dedicando más o menos esfuerzo a su desarrollo, lo que en un trabajo tradicional no podemos hacer.

Dejemos que cada empresario del multinivel defina su nivel de ingresos y respetemos las motivaciones que cada uno tiene para integrarse en este negocio, un negocio que por otra parte permite, insisto en ello, a cada miembro determinar su propio techo de ingresos. Por otra parte, como en muchos negocios (¿no conoce Vd. a ningún pequeño empresario que en muchas ocasiones prefiere cerrar su negocio por motivos lúdicos, a estar esclavizado al mismo, lo que por otra parte, ocurre lamentablemente cuando tienes que pagar gastos de alquiler, o hipoteca, gastos de personal y gastos de funcionamiento?) cada empresario tiene la libertad de decidir su nivel de implicación y compromiso, y en consecuencia su nivel de rentabilidad, y hasta de posicionamiento en la estructura de red.

Otra de las objeciones más habituales es la típica del “lavado de cerebro”, ¡qué tiempos estos en los que impulsar a soñar, motivar a optar por una vida diferente, abrir la mente con nuevas posibilidades se llama lavado de cerebro!
Personalmente considero que los verdaderos lavados de cerebro se producen en muchos programas de TV, personalmente considero que lavado de cerebro es convencer a cada ciudadano de que debe conformarse con lo que tiene, que sus abuelos eran pobres, que sus padres eran pobres y que, en consecuencia, el debe ser pobre. Yo personalmente creo que el autentico lavado de cerebro es fomentar la pasividad, el conformismo, la complacencia, la renuncia a crear una vida diferente, fomentando nuevas opciones, aunque estas sean distintas a las que son habituales en nuestro entorno.

Claro que esto es consecuencia de una situación que, muy probablemente, Vd. ha vivido.

Me refiero al clima que se produce en muchas reuniones de distribuidores de este negocio, paralelas en clima y lenguaje a las de muchos pastores evangelistas. Desconozco – y no tengo más remedio que felicitarles por ello – porque esta buena gente – me refiero a los pastores evangelistas, contra los que no tengo nada – han acaparado el monopolio de este lenguaje.

Ignoro porque hablar de sueños, de superación personal, de convertir la vida en un desafío, es un lenguaje exclusivo de las iglesias evangelistas. En todo caso pienso que no tiene porque ser así, y que no es malo para nadie que este monopolio se rompa.

Pero creo sinceramente que lo que sorprende no es esto, lo que sorprende es algo que nos cuesta trabajo aceptar: que en un negocio se hable este lenguaje, que un trabajo genere este entusiasmo, que una actividad profesional fomente este sentimiento de pertenencia. Seamos valientes: ¿realmente no es esto lo que nos sorprende, lo que nos produce rechazo?

Créame, la mayoría de las objeciones que me he encontrado en mis numerosas investigaciones (y por supuesto que hay muchas más de las que aquí he expuesto, como por ejemplo esa de “no todo el mundo vale”..etc.) sobre esta actividad económica, son generadas mas por el choque de paradigmas, que por razones lógicas y profundas.

Hablamos del cambio, se nos llena la boca diciéndonos que vivimos en un mundo diferente, pero cuando nos encontramos frontalmente con el cambio, cuando nos enfrentamos a la realidad de lo que significa “diferente”, simplemente empezamos a darnos a nosotros mismos argumentos que nos tranquilicen, que nos permitan situarnos, sin problemas de conciencia, en nuestra zona cómoda.

Creo sinceramente que debemos cambiar nuestra forma de interpretar la realidad que vivimos, creo sinceramente que una de las principales barreras para salir de la crisis que sufrimos, es que seguimos aplicando las mismas formulas que nos han llevado a ella. Creo sinceramente que se hace imprescindible modificar nuestras actitudes ante el cambio, así como nuestras formas de interpretar la realidad, enfrentándonos al desafío de vivir en la incertidumbre y en el cambio permanente, como primer paso para crecer.

Por esto creo que una actividad económica que nos impulsa a asumir la vida como un desafío, que una actividad en la que se nos da la oportunidad de sentir el control sobre nuestra vida, que un negocio que solo puede crecer si se basa en la confianza, en la honestidad y en las relaciones ganar/ganar, puede ser un elemento clave en el desarrollo positivo de un nuevo mundo.

¿Idealista?, ¿utópico?… sí, lo repito: SÍ, pero es esto precisamente lo que precisamos para salir: ideales y utopías….no obstante déjeme que acabe con una aclaración:

Estas, amigo mío, amiga mía, no son las preguntas correctas. Las correctas son: ¿ES POSIBLE?, ¿ES NECESARIO?

Con seguridad Vd. tiene las respuestas en lo más profundo de su corazón. No tenga miedo a enfrentarse a ellas, no boicotee su vida. Mire Vd.: por muy bueno que sea el negocio de la distribución por multinivel, no es obligatorio desarrollarlo, pero lo que si considero obligatorio es que Vd. tenga claras las razones para decidir entrar, o no.

Ni siquiera es mejor, o peor, sea cual sea su decisión en relación a este emprendimiento. No es una cuestión de valores, sino de coherencia.

Esta es la clave: Que Vd. se de la oportunidad a sí mismo, o a sí misma, para tomar una decisión a partir de lo que Vd. sienta en lo más profundo de su alma, que esta decisión, sea la que sea, suponga un crecimiento, y no una huida en relación a su impotencia para cambiar su realidad actual.

Por mi parte no puedo evadirme de darle mi respuesta honesta: afirmo que sí.

Es más: no sólo es posible, se hace ya imprescindible que fomentemos toda actividad económica en la que se defiendan valores como la confianza, la superación personal y las relaciones entre iguales. Solo así dejaremos de ser espectadores de nuestras propias vidas, para convertirnos en protagonistas de la misma.

Y ahora…vote Vd., solo así sabremos si debemos rectificar, o fomentar una forma de crear empresa que choca con nuestros paradigmas, pero que implica valores que nuestra sociedad pide a gritos en el mundo de los negocios.

Gracias”.

Y ahora permítame que les invite a dejarse llevar por la imaginación.

Imagine Vd. una empresa que estimula el espíritu emprendedor entre los ciudadanos, la mayoría de los cuales jamás se han planteado la posibilidad de crear una empresa. Imagine Vd. que esta empresa impulsa a tomar decisiones llenas de incertidumbre, y especialmente decisiones no en base a la experiencia, sino a la capacidad de asumir riesgos.

Imagine Vd. que para materializar este espíritu emprendedor, desarrollando un negocio de distribución de productos o servicios, no existe la barrera de la inversión económica, al menos de una inversión que se escapa a la mayoría de los mortales. Imagine Vd. que esta empresa fomenta nuestros sueños, y especialmente nos invita a soñar, a tener metas, a desarrollar proyectos de vida.

Imagine Vd. a una empresa que para promocionar su oferta de servicios o productos de consumo (de alta calidad, por otra parte) no invierte en la publicidad tradicional, ni en costosas promociones que, lógicamente, revierten en el precio de venta del producto, o servicio. Imagine Vd. que toda la promoción, así como la gestión comercial, se basa en el valor “confianza” y en una total transparencia.

Imagine Vd. una empresa que da la oportunidad de aprender, de experimentar y asumir el protagonismo en su vida a ciudadanos normales y corrientes. Imagine Vd. que el liderazgo en esta empresa se basa, no en los que más saben, o más tienen, sino en los que obtienen los mejores resultados.

Imagine una empresa que consigue que sus integrantes tengan un profundo sentimiento de pertenencia, que haga que se sientan orgullosos de participar en un proyecto empresarial que, sin anular su individualidad, les hace sentirse protagonistas y, más importante, parte de algo que les transciende a ellos mismos. Imagine una empresa en la que cada persona es una por sí misma, y a su vez parte de un todo, con una total conciencia de su identidad individual.

Imagine una empresa en la que existe una magnifica y positiva relación entre inversión, esfuerzo y resultados económicos. Una empresa que fomenta negocios que, sin tener que renunciar al presente, te permite desarrollar un futuro de prosperidad y libertad.

Pues bien, todo esto y mucho más es la distribución por multinivel. Dígame ahora si realmente un negocio que fomenta el espíritu emprendedor, la capacidad de asumir riesgos, las relaciones de confianza, el fomento de la libertad y la rentabilidad económica, no es un negocio que ayuda al desarrollo de las personas, y en consecuencia a un cambio positivo de nuestro mundo.

Claro que Vd. me dirá que hay “otro multinivel”, es más: muy probablemente Vd. tendrá múltiples testimonios que rebatan mis argumentos. No los desconozcamos.

Todo en la vida tiene dos caras, acabo de desarrollar lo que creo es parte, del contenido de una de ellas. Hablemos de la otra cara, pero permítame que en paralelo comparta mi opinión de las características de la misma.

Vd. conoce, con mucha probabilidad, casos en los que ha prevalecido la picaresca, el engaño y la manipulación. Y es cierto: estos casos existen, con absoluta seguridad con mucha más frecuencia de la que los líderes de este modelo de negocio quisieran.

Conscientes de este riesgo, las empresas de distribución por multinivel más serias, tienen su propio departamento de “control” (compliance).Debemos tener en cuenta que en este perfil de negocio prácticamente no existen barreras de entrada, salvo las mentales, por lo que es fácil e inevitable que entren (una minoría por otra parte), aventureros y, especialmente, desaprensivos que desconocen el daño que hacen a esa gran mayoría de distribuidores cuyo único objetivo para integrarse es crearse una opción de libertad financiera y personal.

También conoce Vd. con seguridad, personas que no han ganado dinero. También es cierto, como en la vida misma. La rentabilidad de este negocio – muy positiva si tenemos en cuenta la inversión – no va a depender solo de las características de la oferta, sino también del esfuerzo de la persona, y pese a que la mayoría de las empresas del sector diseñan unos programas de formación muy pragmáticos y enfocados a resultados casi inmediatos, si la parte que debe aportar la persona en esfuerzo y calidad de su trabajo falla, como en cualquier otra actividad profesional, los resultados son negativos.

Claro que Vd. me dirá que “no todo en la vida es ganar dinero”. No voy a caer en la tentación del chiste fácil – ya sabe Vd.…..esos parecidos al de “si … pero ayuda”, etc. – pero si me gustaría llevarle a una reflexión: si hay algo – que cualquier lector interesado puede confirmar- que llevo defendiendo años es que “las empresas de más crecimiento en el mundo han tenido como objetivo prioritario, no el ganar dinero, pero si la realización de un sueño (entre Vd. en mi propia página Web, www.alquimiaemprendedora.es

, y podrá comprobarlo personalmente) y que al desarrollar este, aportando valor a la sociedad, esta recompensa a nuestro empresario “comprándole su oferta y, en consecuencia, haciéndole ganar dinero”.