Archivo de la etiqueta: Mercadeo en red

Próximas aperturas de Agel


Agelceuticos en el mundo

Estamos de enhorabuena. Agel sigue creciendo en todo el mundo.

En Agelceuticos nos sentimos afortunados desde hace tiempo al trabajar con Agel, vimos clara la oportunidad que se nos presentaba. Los que se están incorporando en este momento verán pronto el mundo que se abre ante sus ojos.

Próximamente, estas próximas semanas, nuestros amigos de Bolivia, Argentina, Colombia y Chile van a poder disfrutar de la apertura oficial de Agel en esos países, de las ventajas de salud, bienestar, económicas y de negocio, que esto les va a suponer.

Por eso los Agelceuticos estamos de enhorabuena, todos aquellos que trabajamos en Agel, pues ya superamos 70 países donde podemos hacer negocios y mejorar la vida de las personas a través de una buena nutrición, saludable y de un negocio con expectativas de desarrollo aún mayores. Donde podemos ofrecer una doble oportunidad de salud y de economía.

Gracias y enhorabuena a todos por creer en un mundo mejor.

El mundo tiene un problema de salud


Trabajar en Network Marketing contra la crisis

Todos los días nos hablan de la palabra mágica: CRISIS.

Todos los días nos ofrecen recetas CONTRA LA CRISIS.

Sin embargo, llevamos así unos años y NO SALIMOS DE LA CRISIS.

¿ No será que el problema es fundamentalmente una CRISIS del SISTEMA económico ?.

Por ejemplo, vivimos en un sistema económico donde muchos producen a precios ridículos que llegan al mercado a precios, comparativamente, astronómicos. En el camino, desde la producción hasta el consumidor, el precio se incrementa hasta en un 90%.

¿ Y si ofrecemos un sistema donde compramos directamente al productor y sólo añadimos el coste del transporte ? En el NETWORK MARKETING lo hacemos así.

Creemos que la SOLUCIÓN A LA CRISIS comienza por CAMBIAR EL SISTEMA. Ya lo decía Einstein: si quieres resultados diferentes haz cosas diferentes.

 ¿ Quieres trabajar junto a nosotros ?

Busca nuevos horizontes


Todos los días nos levantamos con noticias que nos sobresaltan, que nos asustan ¿ Qué nos está pasando ?.

Hoy, cosas del universo inconsciente, la memoria me ha traído a la cabeza una película de mi niñez, “Horizontes perdidos”, un musical bastante criticado en su época, con música de Burt Bacharach. Pero visionando parte de sus canciones…las piezas encajan.

Es una película para buscadores, para aquellos que nos preocupa el futuro y hemos decidido hacer algo por mejorarlo. También lo es para aquellos que están perdiendo el “norte” porque sus fundamentos y su vida se está desmoronando. Para todos aquellos que buscamos nuestro Shangri-La.

Esta canción es sólo una muestra:

Si buscas un futuro mejor, no dudes “Hazme una pregunta”.

Feliz día.

Aún hay personas que ven fraude en el Multinivel


Sí. Así es.

Que al amparo de una industria floreciente de franquicias personales existan timadores es algo, desgraciadamente, tal vez imposible de evitar. Es parte de nuestra labor denunciar esos casos. En todas las industrias hay fraudes, pero eso no quiere decir que la industria en sí lo sea. ¿ Debemos pensar que el sistema bancario es un fraude porque haya existido Madoff ?

En los años 50, cuando comenzaron las franquicias, hubo personas que llamaron timadores a los desarrolladores de las primeras  ( léase McDonalds, Wendy, etc ). Hoy 50 años después está claro que ya nadie cree que sean un timo. Igualmente, ahora existen personas que llaman fraude a todo lo relacionado con el multinivel. El tiempo va dando poco a poco la razón a quienes pensamos que hay empresas muy serias dentro de este nuevo sistema de comercio por recomendación.

Casi todos los días me levanto con nuevos anuncios de empresas que empiezan a apostar por este sistema de comercialización, de remuneración a los consumidores…y es que ¿ no será que es bueno para mucha gente ? ¿Tanto para los consumidores como para los productores ? ¿ No será que es más justo ?.

Los últimos casos son los de Jazztel y Vodafone. ¿ Tal vez pronto Movistar ?

Hace unos días se publicaba en un diario económico que Jazztel había conseguido más clientes nuevos que ninguna otra compañía gracias a su estrategia de remuneración a los clientes.

Jazztel remunera a clientes

Las competencia no ha tardado en reaccionar y Vodafone ha lanzado su propia campaña.

Campaña afiliación Vodafone

Movistar por su parte ya ha lanzado una iniciativa para crear una red de amigos…de ahí a remunerarlos sólo queda un pasito.

Y a pesar de todo esto hay quien piensa que remunerar por consumir es un fraude, que no es posible y que ¿ cómo vas a remunerar a toda una red ? ¡¡ Eso no es posible, eso es una pirámide !!.

Pues no sólo es posible, en Agel lo llevamos haciendo ya unos añitos, sino que es el sistema de comercio de este siglo. Si quieres pertenecer a la red Agel y obtener beneficio ponte en contacto con la persona que te ha dado a conocer esta publicación.

Saludos y feliz siglo XXI

Fernando

Escuela de Negocios por Kiyosaki


Escuela de Negocios Robert Kiyosaki
Publicado en el libro Escuela de Negocios, de Robert Kiyosaki.
  
¿ POR QUE RECOMIENDO EL MERCADEO EN RED COMO UN NEGOCIO ?.
 
La siguiente es una carta ejemplo de las que habitualmente recibo:
 
“Estimado Sr. Kiyosaki,
Hola, espero que le este yendo bien.
Mi nombre es Susan y escribo en referencia a mi esposo, Alan. Él leyó todos sus libros y tiene un gran potencial como empresario y hombre de negocios. Le comenté que iba a escribirle a usted para solicitar su consejo.
 
Personalmente nunca he leído ninguno de sus libros, así que no conozco su posición en estos temas, sin embargo, mi esposo ha invertido gran cantidad de tiempo en una compañía llamada [se ha borrado el nombre de la compañía]. Son una compañía con un esquema tipo pirámide que vende vitaminas y otros productos relacionados con la salud. Las personas en la cima te inician para que vendas para ellos, y así sucesivamente mientras la cadena va bajando. No me molestaría si no sintiera que es una perdida total de tiempo. Me molestan todos sus esfuerzos para edificar el nombre de una persona y compañía, alguien que al final se quedará con todos los beneficios de su arduo trabajo. Ellos le vendieron la idea de que esta desarrollando su propio negocio, pero la verdad es que no veo su nombre por ningún lado. ¿Cómo puede ser su negocio si su nombre no aparece en las vitaminas? Además, él ha estado trabajando durante mas de un año a tiempo parcial y aún gana poco dinero.

En el fondo, creo que esta malgastando su valioso tiempo, y me gustaría verlo invirtiendo en sí mismo y no en otros. En lugar de construir un negocio de mercadeo en red, creo que debería de iniciar su propia compañía. También creo que la gente para quienes él está vendiendo, solo se están aprovechando de él. Sabiendo que él ha leído todos sus libros y estima mucho su opinión como hombre de negocios, posiblemente él escucharía sus comentarios al respecto, porque hasta ahora él no me escucha a mi. Quien sabe, quizás puedo estar equivocada. Pudiera ser algo bueno, así que estoy abierta a conocer más.

Le agradezco de antemano su tiempo.
Sinceramente,
Susan M”.
 
MI RESPUESTA.

“Como algunos de ustedes sabrán, mi buzón esta siempre lleno de nuevos correos. Desafortunadamente, no tengo el tiempo para responder a todas y cada una de las cartas que recibo.

Comencé este libro con esta carta porque la preocupación y las preguntas de esta persona, son preocupaciones y preguntas que he escuchado continuamente a otras personas. Son preocupaciones y preguntas validas. Además, me quedo muy sorprendido por su franqueza y  buena voluntad por mantener una mente abierta. En el mundo actual, donde todo va muy rápido, tener una mente abierta es de vital importancia.

Una de las principales razones que me decidieron a escribir este libro es que escucho muy frecuentemente este tipo de preguntas y preocupaciones. Muchas personas quieren saber porque yo recomiendo el negocio de mercadeo en red, especialmente, porque yo no estoy afiliado a ninguna compañía, y además no hice mi dinero en el negocio del Network Marketing. Por lo tanto, escribí este libro para mostrar mi posición de una vez por todas. Como puedes ver por el numero de paginas en este libro, mi respuesta a la carta de arriba no es una respuesta simple de correcto o incorrecto.

Antes de terminar, no creo que el negocio de mercadeo en red sea para todos. Leyendo este libro podrás conocer un poco mejor si el negocio de mercadeo en red es bueno o malo para ti. Si en estos momentos ya tienes un negocio de mercadeo en red, creo que este libro servirá para reafirmar lo que ya conoces … y sientes. Si estas pensando en comenzar un negocio de mercadeo en red, creo que descubrirás los “valores y oportunidades ocultos” que un negocio de Network Marketing te puede ofrecer, valores que muchas personas no pueden ver. En otras palabras, hay algo más que conseguir un dinero extra en un negocio de mercadeo en red.

Agradezco de antemano la lectura de este libro y mantener la mente abierta.
Sinceramente,
Robert T. Kiyosaki”
 
Doy personalmente fe de que el Network Marketing, el Marketing de redes o el Mercadeo en red, como queramos llamarlo da igual, es algo más que ganar dinero. Yo diría que es una forma de vivir la vida completamente diferente a la que la mayoría de las personas tiene. Una forma de vida que proporciona múltiples satisfacciones y también, hay que reconocerlo, alguna ingratitud por parte de personas que no entienden lo que haces e incluso piensan que intentas engañarles… ¡ Qué se le va a hacer !.
Como dice Kiyosaki, la vida va muy rápido y conviene mantener la mente abierta, porque la vida evoluciona y la naturaleza nos ha enseñado que aquella especie que no se adapta acaba desapareciendo. Y yo hago todo lo posible por sobrevivir, por eso recomiendo también el Mercadeo en red.
¿ Quieres conocer más sobre Mercadeo en Red, la nueva forma de desarrollar un negocio ? Llama a la persona que te redirigió hasta este blog o, si no lo ha hecho nadie, contacta conmigo en: agelsbg@gmail.com
Saludos cordiales,
Fernando

Hablemos de IVA y otros impuestos.


IVA Impuesto

Hoy toca pagar IVA.

No es que me produzca mucho placer pagar impuestos ¡ Qué levante la mano quien piense lo contrario ! pero no porque no crea conveniente hacerlo sino porque veo que no se usan correctamente.

Sin embargo, debo hacerlo y lo hago. Es más, me considero un privilegiado pues significa que gano dinero algo que, ¡ no seamos hipócritas !, todos queremos. Eso sí, considero que no es lo único que motiva una vida feliz.

Días como hoy, muchas personas pagamos impuestos ( realmente todos los días pagamos impuestos de forma continua ). La no conformidad nos viene del mal uso que a nuestro dinero se da. Ya sé que la administraicón hace muchas cosas…pero ¿ alguien me podría decir qué porcentaje de nuestros impuestos vuelve en productos o servicios de nuevo al ciudadano ? o mejor dicho ¿ cuánto se pierde improductivamente en el camino ?. Yo no he sido incapaz de descubrirlo cuantitativamente pero la percepción es que muy poco. ¿ Tal vez un 20 % ? ¿ un 30% ?.

Está demostrado que cuando una sociedad ve bien empleados sus impuestos a sus ciudadanos no les cuesta pagarlos, al contrario se hace felizmente.

Mientras tanto, pagaremos de forma sumisa y confiaremos que algún día las personas que dirigen este mundo realmente lo hagan para su pueblo, no para ellos. Yo sueño con ello y voy a hacer todo lo posible porque así sea. Entonces, pagar impuestos y de esta forma ayudar a quien no tiene será hasta un placer.

Me voy al banco, que Hacienda me espera ¿ me encontraré contigo allí ?

Saludos y feliz día.

El marketing de conquista


Publicado por José Luis Briones en http://www.ejecutivos.es/noticia.asp?ref=12751

“Si tuviésemos que encontrar una de las principales barreras mentales que tiene el empresario hoy y que forzosamente debe superar si quiere ganar en la batalla competitiva, sin duda alguna me atrevo a afirmar que es la del paradigma mecanicista, cuyo origen es de la época industrial y que todavía determina las decisiones en nuestras empresas. La forma más gráfica para definir este paradigma es el reloj.

Un reloj está formado por diferentes piezas, cada una de ellas por separado no significan nada, sólo tienen sentido integradas en una maquinaria y es ésta la que se lo da. Extrapolado a nuestro concepto de empresa, y si analizamos un organigrama, tomamos conciencia de que sólo se entiende desde la metáfora del reloj. Pero ésto es solo un adelanto de mi siguiente artículo en el que intentaré explicar lo que significa un nuevo concepto que hemos elaborado y que llamamos “empresa espagueti”

Lo cierto es que esta visión mecanicista de la empresa, y de la vida, en la que todo está formado por piezas independientes entre sí, también podemos extrapolarla al marketing.

Nos encontramos con empresas inspiradas en valores comunes de todos sus componentes, que rechazan este modelo mecanicista y lo cambian por el compromiso de una misión que inspira a la totalidad de la empresa. Al menos así debería ser, pero ¿realmente lo es?, ¿a la totalidad?

Conozco muy pocos casos en los que esto sea así, Google sin duda lo es, como también lo es, o al menos lo fue en sus comienzos, Body&Shop, y sin duda hay más. Pero aceptemos que son los menos.

La cuestión es ¿hasta qué punto se tienen en cuenta estos valores, y esta misión, a la hora de planificar el marketing?, ¿hasta qué punto se inspiran las campañas de comunicación en lo que se debería definir como el “alma de la empresa”?, he tenido ocasión de colaborar a lo largo de mi vida profesional en decenas de “brainstormings” en los que se han diseccionado los objetivos, los mercados y las estrategias de comunicación… pero en ninguno –y acepto que muy probablemente la memoria me esté haciendo una mala jugada– he tenido la oportunidad de partir, a la hora de diseñar por ejemplo el eje de la campaña, de estos valores y de esta misión. No es que se decidiese en contra, de forma consciente, es que ni siquiera era motivo de planteamiento a la hora de definirlo.

Pues bien, si hay algo de lo que estoy totalmente convencido es de que –y ya es urgente– se hace preciso empezar a crear un marketing más holístico, en el que se tengan en cuenta, no solo los objetivos, no sólo el perfil del consumidor que define el mercado, no solo la estrategia, sino la totalidad que define la empresa, que viene determinada por estos factores, mas los valores, misión, etc. Simplificando, quizás en exceso, de forma gráfica, se trataría de unir a la pregunta “¿cuánto queremos vender?”, otra: “¿va a mejorar el mundo con esta campaña?”

Y esto es en definitiva el “marketing de conquista”, una visión diferente de lo que es el marketing, que ni anula, ni sustituye, sino que es una respuesta a la demanda del propio mercado, cada vez más potente, de ver al consumidor no solo como una persona con necesidades, sino también con vida interior, con lo que se complementa lo que ya hay, aportando una nueva dimensión.

A diferencia del marketing tradicional, definido fundamentalmente por los recursos disponibles para su desarrollo (sin despreciar por ello la imprescindible capacidad creadora) y también a diferencia del marketing de guerrillas, centrado básicamente en la capacidad de imaginación del emprendedor y del pequeño, o mediano, empresario, el marketing de conquista, sin renunciar a los recursos, ni a la imaginación, parte de lo que entendemos debería ser el origen de todo proyecto empresarial: el emprendedor y sus motivaciones. Es decir: su razón fundamental para crear la empresa.

Mientras que la formación tradicional enfocada al emprendedor y PYMES, segmenta las áreas, disociando la misión y visión del proyecto empresarial, del marketing que va a hacer que éste sea una realidad, el marketing de conquista parte precisamente de éstos –visión y misión– haciendo que sean la principal fuente inspiradora de la estrategia a desarrollar y tácticas a implementar.

De aquí que entendamos que este nuevo marketing no sustituye a las anteriores escuelas, sino que se suma, añadiendo un elemento clave para su efectividad: el perfil emocional del emprendedor/empresario, para ayudarle a superar las barreras mentales para alcanzar el nivel de conquistador.

¿Por qué marketing de conquista?, porque de lo que se trata es de conquistar, empezando por uno mismo.

Todo proyecto empresarial parte de un sueño, pero también de unos valores que sirven de guía a la realización del mismo. Una de las barreras que hasta ahora hemos tenido era que si bien por una parte se diseñaba una visión que sirviese de meta a alcanzar, para todos los involucrados en el proyecto de empresa, luego se producía una paradoja: crear un marketing ajeno, ya no sólo a la misión, sino ajeno a los valores que la inspiran, enfocándose fundamentalmente en obtener resultados a corto plazo, siendo esta la contradicción que hemos vivido hasta ahora.

UNA RUPTURA ENTRE LOS OBJETIVOS CULTURALES DE LA EMPRESA Y LOS ECONÓMICOS

Empresas como Google, Mercadona, Irizar, Body&ShopStarbucks, Patagón, etc., nos confirman que no sólo hay ya una tendencia, sino que es una realidad, de que realmente no tiene por qué haber diferencia entre la empresa que queremos crear y nuestro posicionamiento, a nivel de cultura, en el mercado. Es más: yo me atrevería a afirmar que realmente lo que estas empresas ha hecho posible su actual realidad, ha sido precisamente haber sabido insuflar su marketing con sus valores, lo que les ha permitido alcanzar su actual posicionamiento.

En otras palabras (y realmente han sido estas empresas las que nos han inspirado este nuevo concepto de marketing, “marketing de conquista”, así como el de “empresas espagueti”) podemos afirmar que ha sido la fusión de valores culturales con su estrategia de marketing lo que les ha facilitado en gran medida su éxito evidente.

Cuando la empresa es capaz de integrar en un sólo proyecto común a todos sus componentes, clientes incluidos, hace que las relaciones se conviertan en un ganar-ganar, lo que conlleva fuertes compromisos y un alto nivel de lealtad, convirtiendo entonces a la confianza en un factor decisivo para cualquier estrategia competitiva. Pero la confianza no se genera a base de recursos, ni tampoco de imaginación, sino de coherencia con los compromisos transmitidos a través del marketing. Entonces los valores dejan de ser una bonita teoría, convirtiéndose en la base fundamental sobre la que se asienta este proyecto común.

Y de esta forma, aquí se da una nueva dimensión a las palabras “competir” y “ganar”, que no sobran, puesto que en definitiva este es el objetivo: competir y ganar desde los valores y el compromiso social con mi entorno. Es entonces cuando el mercado valora nuestro esfuerzo y es entonces cuando este se solidariza con lo que luchamos por representar.

Pero en definitiva, ¿qué es el marketing de conquista?, básicamente se trata de asentar toda la estrategia sobre tácticas en las que predomine lo humano, y en las que este concepto “humano”, implique su desarrollo. En pocas palabras: si entendemos que el crecimiento de la empresa no solo es económico, si entendemos que crear relaciones con los clientes es algo más que generar ventas, seremos líderes del mercado.

¿Cómo se consigue esto?, basando principalmente nuestro marketing en fomentar sensaciones coherentes de solidaridad. Un ejemplo: la experiencia de compra.

¿Qué significa para nosotros hacer que la experiencia de comprarnos sea algo más que una transacción comercial?, y ¿qué más puede ser? En el marketing de conquista el elemento clave de la transacción comercial se base en el valor que aportamos a nuestro cliente, que tiene que transcender el puramente de satisfacer supuestas, o reales, necesidades.

¿Realmente estamos haciendo que las personas sean mejores a través de su relación con nosotros?, ¿realmente estamos siendo nosotros mejores personas cuando analizamos lo que vamos a aportar al mercado?, ¿cómo vemos las relaciones con las personas que definen nuestro mercado?… ¿vemos a cada cliente con el signo del euro en la frente, o le vemos como alguien que quiere ser reconocido como persona, con sus valores, inquietudes y sueños?

¿Cómo contribuimos al desarrollo del mundo?, ¿qué pasaría si no existiésemos como empresa?, son preguntas claves que deben determinar nuestra estrategia. Son cuestiones claves para definir la bondad de nuestros obligados resultados económicos.

Tenemos que romper el paradigma mecanicista, representado por el reloj, tenemos que empezar a entender que el mercado lo forman personas y que nuestra obligación no es conocer sus expectativas y emociones, para manipularlas a nuestro favor, sino para satisfacerlas en beneficio común. Una espiral en la que todos ganamos, pero que debe partir de una premisa fundamental; conquistarnos primero a nosotros mismos, antes de conquistar el mercado.

Entonces sí, entonces no sólo seremos capaces de competir y ganar, sino que el propio significado de ganar será totalmente diferente, porque no solamente se va a reflejar en nuestra cuenta de resultados, por encima de todo se va a reflejar en nuestra alma y en la de nuestros clientes, y en consecuencia, en el mundo”.

Gracias José Luis, una vez más acertado. Creo que en Agel estamos en esta línea: buscamos un mundo mejor, más humano.