Archivo de la etiqueta: paro

El camino que no escogí


 

Dos caminos se bifurcaban en un bosque amarillo,               
Y apenado por no poder tomar los dos
Siendo un viajero solo, largo tiempo estuve de pie               
Mirando uno de ellos tan lejos como pude,
Hasta donde se perdía en la espesura;
              
Entonces tomé el otro, imparcialmente,
Y habiendo tenido quizás la elección acertada,               
Pues era tupido y requería uso;
Aunque en cuanto a lo que vi allí              
Hubiera elegido cualquiera de los dos.

Y ambos esa mañana yacían igualmente,               
¡Oh, había guardado aquel primero para otro día!
Aun sabiendo el modo en que las cosas siguen adelante,               
Dudé si debía haber regresado sobre mis pasos.

Debo estar diciendo esto con un suspiro               
De aquí a la eternidad:
Dos caminos se bifurcaban en un bosque y yo,               
Yo tomé el menos transitado,
Y eso hizo la diferencia.

Robert Frost

Haz que tu vida sea diferente, no vivas la vida de otros, vive la tuya propia y haz que sea maravillosa.

Saludos,

Fernando

Anuncios

FELIZ CUMPLEAÑOS


Querido AGEL:

¡¡ Felicidades !!

Hoy cumples 5 años. Ya has dejado de ser un bebe.

Durante este tiempo te he visto crecer, no he dejado de admirarme de tus progresos, de tu facilidad para hacerme feliz, de las alegrías que has traído a mi casa. De cómo mis familiares y amigos descubrían un bebé encantador y dispuesto a cambiar el mundo. Ya tan joven y despuntando. 

En estos 5 años personas de 60 países te hemos abrazo, besado, achuchado, acunado y sobre todo disfrutado contigo.

Durante estos 5 años has dejado de gatear para convertirte en uno de los 100 bebés más prometedores del planeta y, como no podía ser de otra manera, sin parar, en continuo desarrollo. Siempre al cuidado de tus padres y familiares. Una familia que se amplía constantemente y se enorgullece de la salud, vigor y belleza con que estás creciendo.

Disfrutamos de todo cuanto nos ofreces, nos asombramos con tu capacidad para crear, para innovar, para hacernos cada día más felices y mejores personas.

Y ahora, pequeño AGEL, que te estás haciendo grande veo que voy a disfrutar más aún de ti y me acordaré de esos años de duro aprendizaje con añoranza pero con la satisfacción del deber cumplido.

Porque la educación no para, ni parará nunca, y fue decisión mía estar a tu lado para enseñarte pero también para aprender de ti. Lo conseguido durante este tiempo entre todos ya ha sido una gran recompensa que vale toda una vida.

Porque debes saber pequeño mío, que no todos cumplen 5 años como tú. Es más, bien pocos lo hacen. Por eso, me siento un privilegiado de conocerte y ayudarte a crecer durante este corto espacio de tiempo y miro con optimismo a un maravilloso futuro conjunto que tenemos por delante. Ese maravilloso mundo que sueño cada día y que veo como realidad próxima.

¡¡ FELICIDADES AGEL !! Te quiero.

Fernando Sánchez

Y después de la crisis ¿ Qué ?


Ayer comentaba que ésta es la segunda crisis económica que sufro en escasos 20 años de vida profesional y no tengo duda alguna que no será la última a poco que la salud me respete. Ojalá me equivoque.

Mi preocupación por lo que se avecinaba, por la economía y, por supuesto, por mi propio futuro y el de mi familia me llevó hace un par de años a comprar libros sobre la crisis del 29. El famoso crac económico y bursátil, pues me parecía una referencia a estudiar.

Curiosamente se han re-editado libros sobre ello. Imagno que por motivos de oportunidad, pero la realidad es que esta crisis tiene mucho parecido con la del 29, a pesar de lo que muchos expertos nos dicen y aseguran. En cualquier caso, no soy el único que piensa así.

De todos los que encontré el más interesante es un pequeño libro de John Kenneth Galbraith titulado “El crac del 29”. Es un librito de fácil lectura, ameno hasta para los no expertos en economía como yo, y muy profético respecto a lo que viene. Sigue asombrándome cómo el ser humano cae dos veces sobre el mismo problema.

Algunos libros que podían ser de interés como “la traición de los economistas” (La trahison des économistes) de Jean-Luc Gréau no han llegado a editarse en nuestra lengua. Pero claro, hablamos de otro economista contracorriente y cuyas predicciones no han tenido eco hasta que el tsunami se nos ha echado encima.

En el fondo, la vida es más sencilla de lo que parece pero nos la complicamos inmensamente. Cuando generamos riqueza no invertimos, sólo gastamos. Tal vez es el juego de la vida, o del consumo, pero la mayoría siguen ese juego. Yo también considero que el consumo genera riqueza…pero cuando tenemos algo de riqueza debemos invertir, no sólo gastar, para que no se nos desmonte nuestro futuro con la primera crisis que llegue. La historia se repite una vez más.

Por eso, desde hace unos meses me encuentro realmente entusiasmado con personas y propuestas diferentes. Personas que piensan diferente y que proponen formas de trabajo, inversiones y soluciones diferentes porque los grandes “entendidos” nos ofrecen las mismas recetas que en el año 29…y ya vimos lo que ocurrió.

No soy para nada pesimista, al contrario soy muy optimista. Soy pesimista con aquellos que no hacen nada para salir de esta crisis, excepto quejarse y pedir a otros que les saquen de esta situación. Soy muy optimista con respecto a los que hemos tomado partido por hacer algo en la vida, por mejorar y ayudar a otros a hacer lo mismo.

Mike Dillard y Robert Kiyosaki son algunas de estas personas que hacen por ayudar a los demás. Este vídeo es la segunda parte del que ayer publiqué aquí mismo. Tan demoledor como el primero. Nuevamente, menos de 10 minutos que te pueden ayudar mucho en tu futuro, en tu vida. 

Ya lo decía Einstein “no pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo”.

A mi me han ayudado, espero que a ti también te pueda ayudar.

Saludos,

Reinventando el mercado de trabajo.


Decía Álex Rovira, “tenemos que reinventarnos, tiene que haber una revolución de la conciencia porque el tiempo del ladrillo ha acabado. No se trata de volver a tener lo de antes. Lo interesante es que todos volvamos a tener sin pasarnos excesivamente. En el mundo hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos pero no la avaricia de algunos“.

Muchas personas hoy en día aún desconfían de los multiniveles. Sí es así. ¿ Por qué ?. Pues por múltiples las razones, pero la fundamental es que quien no conoce un multinivel piensa que es una forma de ganar dinero sin trabajar. Y no hay mayor equivocación.

Algunos consideran que es una estafa, porque en las estafas se gana dinero sin trabajar. Lo siento, ¡ en lo multiniveles hay que trabajar ! En la vida no se gana dinero sin trabajar. Pero aún hay gente que piensa que es posible. Primer error.

Algunas personas que se han asociado a un multinivel no cumplen sus expectativas. Pensaron o les contaron ( porque también de estos hay ), que podían hacerse ricos simplemente por asociarse. No les contaron que había que trabajar, de una forma diferente, en equipo de verdad, con remuneración de su productividad de manera justa y muchas otras cosas. Pero hay que trabajar. Por tanto segundo error, pensar que por asociarse a una compañía de multinivel ya está todo hecho y se ha llegado a la meta. No. Asociarse a un multinivel es el punto de partida y desde ahí con trabajo se llegará a la meta. En Agel nunca recomendamos asociarse si no se está seguro de querer trabajar.

Muchas veces, en un mundo tan estandarizado, cuesta entender que hay sistemas diferentes de hacer las cosas. Formas diferentes de vivir. Maneras diferentes de trabajar. Y cuesta porque no los conocemos y si no los conocemos pensamos inmediatamente que son malos. El ser humano tiene esa tendencia. Ya lo décía el premio Nobel  John Steinbeck: “La naturaleza del hombre cuando va madurando es protestar contra el cambio, particularmente el cambio hacia algo mejor.”

Mucha gente hablaba hace años que el teletrabajo era malo. Hoy en día con internet muchas personas no necesitan desplazarse físicamente a una oficina, por tanto no tienen que comer fuera de casa ni perder tiempo en transporte. Ese dinero y tiempo ahorrado pueden consumirlo en disfrutar de sus hijos o en ellos mismos. ¡ Qué malo es esto ! Han ganado en calidad de vida y eso ¡ ES IMPAGABLE !. Cierto que a lo mejor no en todos los trabajos es posible, pero en muchos sí. Existe la posibilidad de hacer las cosas de manera diferente. Mira a tu alrededor, seguramente hay peronas que hacen las cosas diferentes a ti. ¿ Es eso malo ?.

Yo entiendo el multinivel como una gran familia que trabaja junta: cuidas a tus hijos ( patrocinados por ti ) porque son tu futuro, igual que tu lo eres para tus padres ( patrocinadores tuyos ).

Con los multiniveles nos estamos reinventando y Agel está reinventando el multinivel. Cuestión de tiempo. No voy a convencer a quienes piensan lo contrario, que siempre los habrá, sólo muestro que hay formas diferentes de hacer las cosas, de trabajar, de aprovechar la vida, de disfrutarla.

Saludos y que tengas buen día.

Fernando

Álex Rovira qué bueno que te he conocido.


Sí, porque no tenía ni idea hasta ayer de la existencia del Sr. Rovira y eso que he leído bastantes libros de motivación, coaching, etc pero por un motivo muy normal, que simplemente no se puede conocer todo, se me había escapado hasta ahora.

Gracias a la red de amigos compañeros de trabajo en Agel, ayer recibí un mensaje recomendándome el visionado de este vídeo que aquí adjunto, una vez más una recomendación ha sido suficiente para un gran descubrimiento personal.

Esperé hasta tener un rato de tranquilidad familiar para visionarlo y realmente mereció la pena. Disfruté durante 25 minutos de la entrevista en el programa de CNN+ “Cara a Cara”.

Álex Rovira, no sólo es un gran comunicador, lleno de positivismo, sino que además habla muy clarito sobre un tema que hoy trae de cabeza a más del 20% de la población española que se encuentra sin empleo y a aquellos sin cuantificar que tienen el suyo pendiente de un hilo: la crisis puede transformarse en una oportunidad. 

Lógicamente imagino que sus ideas al respecto estarán más desarrolladas en su libro “la buena crisis” escrito junto a Jordi Pigem, el cual espero conseguir hoy mismo en mi tienda de libros favorita, pero este vídeo es recomendable para todos aquellos que quieren cambiar de actitud, tener una nueva visión de la vida, de la economía, del futuro que queremos para nuestros hijos y sobre todo para aquellos que aún creen que el mundo va a ser igual una vez superada esta dura etapa. Me temo que va a ser que no, que no va a ser todo igual.

Algunos apostamos hace tiempo porque el mundo estaba cambiando, mal que les pese a otros. Otros están apostando hoy en día y mañana habrá más personas que pensarán como nosotros: que el sistema actual ya no sirve, no funciona, en muchos aspectos: laboral, económico, social. Es una simple cuestión de tiempo, porque el tiempo pone a cada uno en su lugar.

Woody Allen dijo hace un tiempo: “Sólo se vive una vez, pero es más que suficiente si se hace bien”.

Yo creo que Álex ha sido mi gran descubrimiento de ayer, como Agel lo fue hace unos meses. Ahora, espero con expectación cuál será mi descubrimiento de hoy.

Fernando

¿ Cómo quieres trabajar ?


Randy Gage, uno de los profesionales del multinivel con más éxito  ha enviado esta carta hoy a los miembros de Agel.

Estés o no asociado a un sistema multinivel, me ha parecido tan interesante su lectura para cualquier persona que he decidido publicarla, porque en los duros tiempos que corren aún estoy convencido que podemos mejorar nuestras vidas y las de los que nos rodean. Y Randy es un ejemplo. 

Randy Gage

“Son las 5 de la mañana y debería estar durmiendo. Pero llevo moviéndome y dando vueltas más de una hora pensando sobre qué quiero decirles.

Se trata del trabajo que haces y los sueños que quieres vivir…

En nuestro negocio podemos ganar mucho dinero, ganar viajes a lugares exóticos y conducir coches preciosos. Tenemos la oportunidad de realmente conseguir nuestra libertad. Pero, esa es la cuestión, sobre la libertad. Nunca es gratis…

La libertad es el resultado del éxito y debes estar dispuesto a pagar el precio del éxito. Y el éxito nunca está de oferta. Tienes que pagar el precio del mercado. Y eso puede ser muy, muy duro…

Yo lo sé. Yo luché durnate 5 años en el negocio. Sacrifiqué cosas para comprar mi propio producto mensual. Espanté a todos a mi alrededor, molestándolos para que se asociaran a mi negocio. Argumento tras argumento. Porque podía explicar todas las razones lógicas y racionales por las cuales todos deberían estar en el negocio. Y si tú querías discutir conmigo, yo te podía explicar todas las razones por las cuales estabas siendo un idiota. Por alguna razón ese método nunca funcionó muy bien.

 Así que cambié a la estrategia número dos… Rogar. Pero ese método tampoco funcionó. Así que durante 5 años fui de presentación en presentación, compré audio tras audio, asistí a reunión tras reunión. Hablaba de viajar a las playas del mundo, cuando estacionaba mi coche viejo y descompuesto en la parte de atrás, donde nadie viera lo que estaba conduciendo.

Recuerdo mi primera reunión en casa. Invité 14 ó 15 personas y esperé, lleno de emoción. Por supuesto, sabes qué pasó… Nadie. Ni uno.

El sentido común dice que debería haber renunciado. Pero los sueños nunca se hacen realidad con sentido común. Los sueños se hacen realidad porque son intrépidos, atrevidos e imaginativos. Porque son lo suficientemente fuertes para lanzarte hacia ellos. Podría haber renunciado, debería haber renunciado. Pero llegué al momento que cambió todo para mí: me di cuenta que era la persona más ambiciosa que conocía. Y había libertad en mi forma de pensar… Que eventualmente me llevó a la verdadera libertad.

Desearía poder decir que después de 5 años mágicamente cambié un switch y me hice rico, pero no es cierto. Sin embargo, las cosas comenzaron a cambiar… Comencé a entender la importancia de un sistema y cómo funcionaba la duplicación. Comencé una rutina diaria de desarrollo personal, convirtiéndome menos en la persona con la cual la gente no quería trabajar, y más en la persona con la que querían hacerlo. Aprendí nuevas habilidades. Y hoy, tengo esos coches exóticos, vivo en mis casas soñadas, contribuyo a fundaciones de manera significativa, gano millones de dólares y tengo mi libertad. Y mientras aprecio el dinero, los juguetes y los viajes, veo que se trata de mucho más que eso. Y por eso, te estoy escribiendo a ti…

He estado donde la mayoría de ustedes están ahora, y he llegado al nivel que muchos temen siquiera soñar. Así que déjame compartir lo que he aprendido en este camino, pero lo más importante, lo que quiero para ti.

 Aquí hay cuatro cosas que quiero para ti:

1) Vive una Vida de Aventura. Deja de ver a los actores vivir aventuras en películas y programas de televisión. Es tiempo de que tú vivas tu propia aventura. Yo he volado en el Concord, orado en la Catedral de Cristal, me he enamorado en París y tomado un baño en pleno vuelo en el A380. He volado en globo aerostático, visto las ballenas jugar en Hawaii, meditado en un templo Shaolin, piloteado un avión, montado un elefante a través de la selva en Tailandia. He visitado todos los grandes salones de ópera del mundo, visto un partido en el campo Wrigley, cabalgado a través de las montañas y escuchado la llamada a oración de las mezquitas en Estambul. Y apenas estoy empezando…  ¿ Tu aventura ya empezó ? La vida no se trata de ganarle a la hora del tráfico, trabajar en un cubículo o enviar a tus hijos a la guardería. La vida es para vivirla. Y eso significa que TÚ la vivas.

2) Consigue tu Libertad Ve el número uno. No estás diseñado para levantarte con un despertador. Se supone que te despiertas una vez que has terminado de dormir. Cuando te despiertas, tu eres el que se supone que debe decidir cómo vas a pasar tu día y con quién. La libertad trata de tener opciones. Ya sea elegir qué coche quieres conducir, en qué casa quieres vivir o a qué lugar exótico te quieres ir de vacaciones. Se trata de elegir las causas a las que quieres apoyar, la escuela a la que quieres que vayan tus hijos y las personas que quieres tener en tu vida. Elegir vivir a propósito, en color, con pasión.

3) Endereza las injusticias ¿ Has visto una situación que no está bien y te has sentido impotente para detenerla ? ¿ Cuántas veces has querido reparar ese mal, pero no has tenido el tiempo, el dinero o la libertad de hacerlo ? Yo he podido enderezar muchas injusticias. Pero no podría haberlo hecho si estuviera atrapado y en bancarrota. Puedo hacerlo ahora porque soy libre. ¿ Quieres hacer una misión en las Filipinas, ayudar a los niños que mueren de hambre en África, o a las víctimas del terremoto en Haití o Chile? Haz lo que puedas ahora, pero para realmente poder hacer una diferencia significativa, probablemente necesitas tiempo, dinero y libertad. Lo que nos lleva a…

4) Muévete del éxito al significado. Yo soy un ex-lavaplatos con salario mínimo que se convirtió en millonario. Me considero verdaderamente bendecido. Y sí, aprecio los coches, las casas y el dinero que este negocio me ha traído. Eso te satisface por un momento. Pero luego quieres más… Quieres hacer una diferencia. Dejar un legado. Construir algo que viva más que tú. Ahí es cuando la vida realmente comienza. Ahí es cuando tú sabes que el mundo es un mejor lugar porque tú estás en él. Y que seguirá siéndolo cuando tú ya no estés. Ya sea apoyando las artes, construyendo un orfanato o salvando la selva. Tal vez es patrocinando un equipo de ligas menores, siendo el mentor de una persona joven o comenzando un refugio para mujeres maltratadas. O todo lo anterior. Yo no sé qué es lo que ansías hacer en tu corazón, pero sé que hay algo. Y eso es lo que te reto a que hagas.

Sí, yo deseo libertad, estilo de vida y todos los beneficios para ti. Y también deseo que ames y que lleves una vida con significado. No será fácil; eso lo entiendo. Significa sacrificio. Porque significa que a las 7pm, cuando tu pareja está en casa y tus hijos quieren jugar, tú estás saliendo para una reunión. Significa que te vas a perder la oportunidad de atesorar algunos fines de semana cuando estás trabajando fuera con una línea a larga distancia. Significa hacer esas llamadas a candidatos mucho después de que la emoción y motivación de un evento han pasado.

Pero yo tengo un mantra que me hizo libre. Y te puede hacer libre. Aquí está: “Haré hoy lo que otros no quieren, para que mañana pueda hacer lo que otros no pueden” ¿ Harías eso por mí ? ¿ Lo harías por ti ? ¿ Lo harías por todas las personas que serás capaz de ayudar ?. El dolor de la disciplina es menos duro que el dolor del arrepentimiento.

Cuando sientas miedo, debes profesar fe. Porque la fe es sorda, tonta y ciega. La fe es sorda al rechazo, tonta al fracaso y ciega a la posibilidad de derrota. La fe es la sustancia de las cosas que esperamos, la evidencia de las cosas que no vemos. Es la confianza en que lo que esperamos que suceda, va a pasar; nos da la seguridad en cosas que no podemos ver. No podemos verlas, pero tenemos una visión de ellas. Esto es el por qué hacemos desarrollo personal cada mañana, decimos estas afirmaciones, ponemos esas fotos en el refrigerador.

Hacer lo que hacemos no es fácil. No se supone que sea. Pero es simple. Y es importante. No sólo por tu libertad y tus sueños, sino por la libertad y los sueños de todas las personas en las cuales tú vas a hacer la diferencia. La mayoría de la gente hoy duda de sus creencias y cree en sus dudas. Tú tienes que ser diferente. Por favor. No te atrevas a quitar las fotos de tus sueños de tu refrigerador. No te atrevas a dejar que tu pareja y tus hijos te vean renunciar. ¡No te atrevas a dejar tus sueños!

Eso es lo que quería decirte esta mañana. Si necesitas ayuda, ve a una librería y compra un par de libros. Para entrenamiento en las habilidades necesarias para el éxito compra la nueva edición de mi libro “How to Build a Multi-Level Money Machine” aquí (en inglés) Si tienes asuntos de falta de creencia en ti o que no eres digno de hacerlo. O piensas que estás auto-saboteando tu éxito, consigue “Why You’re Dumb, Sick & Broke…And How to Get Smart, Healthy & Rich!” aquí (en inglés). Si no tienes suficiente dinero en tu tarjeta de crédito ahora, pídelos prestados, pero consigue leerlos.

Porque el sueño de verdad es real. Yo soy prueba viviente de ello. Y puede ser real para ti. Te lo mereces. Cuando viste por primera vez a este aventurado y loco negocio, viste algo. Sentiste algo. Supiste algo. Algo te habló y despertó sueños que habías olvidado hace mucho tiempo. Y desarrolló nuevos sueños. Vive esos sueños, ese es mi sueño para ti.

Randy Gage”.

Gracias Randy cada día tengo más energías para luchar por un mundo mejor y porque mis sueños y los de mi familia se cumplan. Por eso, yo creo en el multinivel. Por eso, yo soy Agel 100%.

Fernando Sánchez

¿ Creías tener la vida asegurada ? Pues va a ser que no.


¡ Cuando yo era pequeño era todo tan diferente a hoy en día !.

Mi padre trabajó acabó sus estudios e inmediatamente entró a trabajar en una gran compañía española en la que permaneció 40 años, hasta su jubilación a los 63 años. Toda una dilatada carrera profesional en una empresa.

Hoy eso no es normal, desgraciadamente, no sólo ser fiel a una empresa y ésta a ti. Es que casi nadie se jubila ya a los 63 años. Hay empresas que están prejubilando a lo 45 años…mi edad.

Y nos venden que el futuro está asegurado: que si un plan de pensiones, que si la seguridad social, que si un complemento al sueldo de por vida…pues yo lo dudo. A la vista del ritmo de prejubilaciones y crecimiento de la esperanza de vida me parece que va a ser un futuro menos seguro de lo que nos venden. Yo soy optimista por naturaleza y no me puedo quejar de lo vivido hasta ahora, trabajo para mi como autónomo – emprendedor desde hace 20 años, pero me temo que mucha gente lo va a pasar próximamente mal. ¡ Ojalá me equivoque !.

A raíz de esta reflexión he recuperado un muy interesante artículo de Luis Conde en el periódico la Vanguardia de hace la friolera de dos años, casi tres:

“Un artículo en este periódico decía que en España el 57% de los ejecutivos entre 55 y 64 años estaba sin empleo. El principal problema que esta situación conlleva es que a la generación afectada no se la preparó para ello. Antes, el trabajo tenía un único objetivo que era el largo plazo: servir a la familia, establecer el ahorro predecible (con una renta esperada del 10% anual). Uno sabía cuándo, cómo y con cuánto iba a jubilarse, y el ejecutivo se incorporaba a una empresa a la que le era leal y recibía a cambio un puesto de trabajo de por vida.

Ahora, domina el nada a largo plazo, lo que desorienta la acción planificada, disuelve los vínculos de confianza y compromiso, y cuestiona la lealtad de la empresa hacia el empleado y la del empleado hacia la empresa. El sector de la fuerza de trabajo que crece más deprisa en Estados Unidos es el de quienes trabajan para agencias de trabajo temporal. El nada a largo plazo. El promedio de cambio de trabajo de un ejecutivo en Estados Unidos es de siete veces en su carrera profesional (es decir, ¡ 4,5 años de media por empresa !). Además, en este periodo cambia de media dos veces de carrera y tres veces de ciudad o de país.

Recientemente oí decir a Bill Clinton: “Que el cambio sea tu mejor amigo”. Puede ser que ése sea el camino del futuro, pero nunca estuvimos preparados para tanto cambio y, por tanto, no tuvimos la necesidad de establecer nuestro plan B.

En mis charlas no dejo de decir a las siguientes generaciones que se acostumbren a vivir con once mensualidades, que inicien un plan de ahorro y que a los 40 comiencen a establecer su plan B, porque si hoy el 57% de los que tienen más de 55 años está sin empleo, cuando les llegue su turno ese porcentaje habrá aumentado y los años de referencia disminuido. A los 55 años, uno tiene normalmente los hijos casados o viviendo fuera de casa, la hipoteca cubierta y pocas obligaciones financieras. Los de generaciones posteriores tendrán a esa misma edad hijos adolescentes viviendo en casa, aún estarán amortizando hipotecas y tendrán obligaciones financieras pendientes. Cuando se queda sin empleo, el prototipo es alguien que tiene ciertos ahorros en bolsa y recibe una indemnización que, de alguna manera, le sirve para reubicarse en los próximos doce meses.

Si no hay plan B, el calvario que atraviesa se repite sistemáticamente: 1) Su pareja no le deja tocar sus ahorros y aún menos si lo que pretende es iniciar la aventura empresarial soñada. ¡Ese dinero es para la jubilación! 2) Recorre los despachos de los head hunters en busca de consuelo y solución a sus problemas. Siempre salen con esperanzas y expectativas. 3) Se incorpora a un par de consejos en los que se vuelca en aplicar toda su experiencia (pan para hoy y hambre para mañana). 4) Acaba sucumbiendo a los designios de su pareja, acompañándola, una vez leída la prensa matutina y tomado un par de cafés, a los múltiples recados cotidianos; harto de inventar partidos de golf, tenis o tertulias empresariales inexistentes.

Con un plan B bien establecido esto se evita. Consiste en invertir acorde con la capacidad de ahorro de cada uno y hacerlo diez o quince años antes de que llegue el momento fatídico. Puede ser desde una franquicia en un pueblo del cinturón de la ciudad hasta la adquisición de un pequeño solar para ir desarrollándolo paulatinamente. No es más que una actividad que te permita salir de casa, sentirte útil, poner en funcionamiento tus neuronas y no descapitalizarte. Es una semilla que puede germinar, es el inicio de una actividad que puede ocupar tu tiempo el resto de tu vida. Si eres de los que por excepción llegas a jubilarte a los 65 años y no necesitas utilizar el plan B, mejor para ti y para tus sucesores, simplemente habrá sido una inversión interesante.

Las universidades de nuestro país debieran ser el foro ideal para explicar al recién graduado que no es oro todo lo que reluce y que se van a encontrar con una realidad muy distinta. Hay que prepararlos para ello. No olviden que el plan B siempre es un respaldo que tener en cuenta”.

LUIS CONDE, presidente de Seeliger y Conde

Repito yo soy optimista por naturaleza, no me puedo quejar de lo vivido hasta ahora, y tengo además un plan B desde hace unos meses, pero me temo que mucha gente lo va a pasar próximamente mal, porque los comentarios en los bares son el mejor reflejo de la situación actual y mucha gente no sólo ha perdido el empleo es que además tenían un estatus que ahora está muy difícil recuperar. ¡ Ojalá me equivoque !.

Si tienes un punto de vista parecido al mío ¡ Enhorabuena, me gustaría conocerte !. Si tienes un punto de vista diferente al mío ¡ Enhorabuena, me gustaría ayudarte !.

Saludos,

Fernando