Archivo de la etiqueta: libertad financiera

Así ha sido el 5 aniversario de AGEL


Como todos los años desde su fundación, Agel realiza una convención mundial. Este año ha sido en Las Vegas y el vídeo muestra parte de la misma.

Si quieres asistir a la próxima no dudes en contactarme, con Agel puedes llegar donde tu quieras.

Saludos,

Fernando Sánchez
agelsbg@gmail.com

Crisis, rescates financieros y más crisis.


Cuando a finales del año 91 finalicé en Madrid mis estudios de arquitectura decidí irme unos meses a Nueva York a la espera de realizar la famosa “mili” y con la esperanza de aprender algo de inglés. No tenía idea de cuánto iba a cambiar mi forma de ver la vida durante esos meses y de cómo todo ello iba a afectar mi vida hasta el día de hoy.

Era un año en que España estaba en el punto de mira de todo el planeta con la inminente celebración de la Expo de Sevilla y sobretodo de las Olimpiadas de Barcelona durante el año 92. Era un año en el que todo el mundo se asombraba de la modernización de nuestro país…pero sobre todo de la capacidad de los españoles para salir de la nada. Todo el mundo me preguntaba sobre esto en NY. ¿ Cómo lo estáis haciendo ?.

La realidad fue muy dura para nosotros en los años siguientes. Volvimos a la realidad con una crisis sin precedentes. Tasas de paro batiendo records, empresas cerrando… ¿ te suena algo?. Estoy hablando del año 93 no del 2010.

No soy un admirador del estilo de vida norteamericano. A día de hoy sigo pensando que vivimos mejor en España pero, reconozco que el tiempo que pasé allí me marcó. Encontré gente encantadora, que me acogió en su casa simplemente porque un amigo mío se lo pedía. Que me invitó a los lugares más recónditos de los Estados Unidos por el placer de agradar y ayudar a otras personas sin esperar recompensa a cambio. Que me enseñó que la vida está llena de pequeñas cosas y que el mundo no se acaba en tu pueblo o ciudad. Que si no tienes trabajo o estás satisfecho en un sitio, puedes encontrar lo que buscas en otro, aunque a veces esté muy lejos. Que no todo en la vida es dinero pero, que el dinero ayuda en muchos casos a ser feliz. Que la vida sin miedo se convierte en algo maravilloso.

Tal vez por eso, a mi vuelta decidí no ejercer la profesión para la que tanto había estudiado y a la que había dedicado muchos años de mi vida. ¡ Estás loco ! fue lo primero que oí ¡ Y cuántas veces lo escuché !. Todo así de repente.

Decidí crear una empresa, junto a otras 7 personas. Una academia. Dedicarme a la enseñanza audiovisual. Me gustaba la formación, di clases de matemáticas durante muchos años, me encantaba ver cómo mis alumnos mejoraban sus concimientos. Pero no tenía ni idea del mundo audiovisual. Siempre me apasionó el cine, la capacidad de convertir los sueños en realidad, pero no tenía ni idea de ello. La fortuna, o el destino, hizo que otras personas que sí sabían de cine quisieran crear una academia, y esta misma fortuna quiso que nos conociésemos.

Así nació mi primer negocio. Así de sencillo: mucha fe y poco dinero. Mucho trabajo y poca rentabilidad inmediata. Y por supuesto, algo de suerte.

A los 3 meses sólo quedábamos 2 socios. Si no cerramos fue por el apoyo familiar y nuestra fe en el proyecto. Esa fue la mejor decisión de nuestras vidas. Hoy 20 años después tenemos un negocio que mantiene varias familias. Vencimos el miedo y tuvimos éxito. Luchamos contra las ideas generalizadas y estandarizadas con imaginación y mucho trabajo. Y elegimos nuestra suerte.

Realmente lo puede hacer cualquiera pero ciertamente no lo hacen muchas personas ¿ Por qué ?. Porque la mayoría de las personas hacen lo que los demás dicen que deben hacer, no lo que ellos creen que deben hacer. Porque el camino hacia el éxito está lleno de trabas y problemas y puede parecer más difícil que el camino que todos siguen pero finalmente es más duradero y fiable. Como dice Steve Jobs, con el tiempo todo lo que ocurre en tu vida toma sentido y ves la relación entre las cosas que te pasan.

Desde entonces, he creado más empresas. Algunas han ido bien, otras mal. Pero todas me han enseñado mucho y me han hecho más feliz. Y aquí sigo, feliz, manteniendo a mi familia, criando a mis hijos y sobre todo con libertad para decidir mi futuro.

Hace muchos años que dejé de creer en que otras personas me iban a solucionar la vida.

Si algo me asombra aún hoy es la esperanza que las personas siguen depositando en que el mundo mejore sin hacer nada por ello. Los que vivimos la crisis del 93 no entendemos cómo hemos vuelto a tropezar en la misma piedra. Puedo entender que muchas personas que no la vivieron puedan pensar que nuestros dirigentes nos van a dar trabajo a todos, que las grandes corporaciones van a seguir fabricando y dándonos trabajo. Pero, el resto ¿ Es que no aprendimos la lección ? ¿ A qué estamos esperando ?. Como decía Einstein: no puedes esperar resultados diferentes si no haces cambios.

Por si acaso me quedaba alguna duda y estaba equivocado en mi forma de pensar, rebusqué en internet. Esta gran biblioteca que contiene multitud de basura, pero también mucha información innacesible a través de los medios convencionales. Y encontré. Encontré esta pequeña joya, un vídeo de, Mike Dillard, un creador de redes y trabajo en red ( antiguo camarero, sí lees bien, camarero ) entrevistando a Robert Kiyosaki ( autor de best sellers sobre autoempleo y estudios financieros ) acerca de las crisis y los rescates financieros. ¿ Te suena ?. No tiene desperdicio.

Si crees que no puedes hacer nada para mejorar tu vida no pierdas el tiempo viéndolo. Si crees que tu vida puede mejorar invierte 10 minutos en verlo. A mi me costó ir unos meses a NY para cambiar mi forma de pensar y actuar, a ti te podrán bastar estos 10 minutos.

Por otra parte, siempre te queda la posibilidad de esperar que otros hagan por ti todo el trabajo y esperar a que llegue una nueva crisis dentro de 20 años y pedir ayuda de nuevo.

Saludos y feliz semana

¿ Freedom Finance significa libertad financiera ?


Hoy cuando esperaba en el coche a mis hijos para llevarlos al colegio he puesto una vez más radio Marca, para escuchar noticias deportivas.

Sin embargo, esos cinco minutos de espera me los he pasado escuchando publicidad de compañías que nos venden financiación barata o casas de juegos que nos van a hacer millonarios este próximo fin de semana. Nos prometen libertad financiera o independencia económica. Vamos, que nos van a sacar de la crisis sin trabajar más, rentabilizando más nuestro trabajo o, simplemente, gastando menos que es como se consigue la libertad financiera de verdad.  Pero es que claro la sociedad de hoy, o mejor dicho, las grandes corporaciones, lo que quieren es más gasto, más deuda…o como dice Robert Kiyosaki que juguemos de forma infinita al juego de la rata ( sí, ese en el que el animalito da vueltas de forma interminable tras un alimento que nunca conseguirá ).

Para una persona, como yo, que se levanta todos los días para cumplir su jornada laboral de mínimo ocho horas y que además tiene un negocio propio de distribución y venta similar a una franquicia, como es Agel al cual le dedica un par de horas diarias para sacar adelante a una mujer y tres hijos, y que frecuentemente tiene que rebatir la idea de que un multinivel es una pirámide, estafa o timo, porque es conseguir dinero fácil, sin esfuerzo, este tipo de anuncios no pueden suponer más que sonrojo, en primer lugar, y reflexión después.

Sé que estas compañías son legales. Agel también lo es. Sin embargo, porque estas compañías nos inundan y machacan todos los días en los medios de comunicación resulta que son honestas y serias. Y ojo, no digo que no lo sean, lo que me viene a la cabeza es que aquel que decide no gastarse un duro en publicidad sino en sus propios distribuidores resulta que no es serio ni honesto, aquel que se sale del camino tradicional, estándar, es un timador. Aquello que no sale en la televisión no existe. Pues señores: hay trabajos que no salen en la televisión porque no generan polémica, porque no pagan por salir o por múltiples motivos, que sí existen, que son diferentes, distribuyen la riqueza más justamente y que además son serios y honestos.

La mayor crítica que se nos hace a las personas que estamos en Agel, es simpre la misma: es una pirámide donde se forran los que están arriba sin hacer nada, vamos sin trabajar. Desde que entré en Agel yo personalmente no he hecho más que trabajar. Los que están desde tiempos anteriores a mi no hacen más que trabajar. Conozco algunas personas que están empezando a ganar un dinero muy respetable, incluso envidiable, tras meses de duro esfuerzo. Yo realmente no sé quién es el que se forra sin trabajar en esta compañía o al menos no lo conozco. 

Yo no digo que las compañías de financiación rápida y barata, o las casas de apuestas sean timos o estafas. Lo que no me convence y sí me sorprende mucho es esa poca reflexión respecto a algunos negocios y la infinita calumnia constante hacia otros. Para mi cuando menos es sospechoso. Claro, dirá alguno, qué voy a decir si estoy en Agel. Cierto, pero es que hace unos meses no estaba y reconozco que la palabra multinivel la asociaba a estafa. ¿ Qué me ha pasado ? ¿ Me he vuelto loco ? NO, antes simplemente oía y me creía lo que leía, me fiaba sólo de lo que se publicitaba convencionalmente, sin investigar lo más mínimo. Porque yo tenía una trabajo seguro y convencional, no entendía que hubiese otra cosa que lo que conocía…hasta que lo investigué, curiosamente en internet. Y vi que hay mucha desinformación, que hay muchas personas que atacan por desconocimiento, otras que se dejan llevar por la corriente y otras que sinceramente creen que un multinivel es algo inmoral. Los entiendo porque yo estaba entre ellos hace unos meses, pero ahora tengo más información y, sobre todo, tengo una opinión propia basada en mi estudio y experiencia.

Sólo les pido que me dejen discrepar, ser diferente y trabajar de forma diferente, sin estafar a nadie, porque así estoy consiguiendo mi libertad financiera sin acudir a famosas casas de apuestas, ni a solicitar créditos rápidos y milagrosos.

Para mi pueden ser inmorales las casas de apuestas o los negocios especulativos financieros, pero eso a nadie le importa…como dan dinero fácil, rápido y se anuncian. El trabajo duro, que es lo que mis padres me enseñaron, no está bien visto en la sociedad de hoy y curiosamente en los multiniveles se trabaja muy duro, diferente, pero muy duro. Claro, eso en la sociedad actual sorprende.

Yo invito al que quiera a contactar conmigo, a mantener una charla sobre este tema. Podemos hablar de moralidad, de economía, de trabajo, de crisis, de publicidad, de baloncesto, de tecnología, de alimentación, del gobierno…de lo que quiera. A lo mejor esa persona me convence de que estoy equivocado, me encanta la díaléctica, pero sus razonamientos me los tendrá que decir de frente, no bajo seudónimos internáuticos o anónimos.

Saludos que tengas un feliz día de trabajo,

Fernando Sánchez