¡ Ya no vamos a poder tomar ni chocolate !.


Soy un amante del chocolate, me vuelve loco, y mis hijos y mujer igual…especialmente al pequeño, al que hay que parar las manos, porque es capaz de tomarse un centenar de Kinder al día.

Por eso me ha llamado la atención el artículo que publica hoy BBC News sobre un nuevo estudio que han llevado a cabo científicos norteamericanos y publicado en el Archives of Internal Medicine que concluye que el chocolate puede bajar el ánimo de los que lo consumen con frecuencia. En mi caso debemos ser la excepción que cumple la regla.

Según el estudio comer regularmente chocolate aumenta la posibilidad de depresión. Depresión es lo que me ha entrado a mi al leer la noticia, así que he salido directo a comprarme una enorme tableta de Crunch.

Soy de los que creen que ningún exceso es bueno, ni siquiera del chocolate, y como muchas personas pienso que el chocolate anima y alegra, levanta el ánimo. Según estos científicos estamos equivocados.

Las pruebas realizadas sobre 1.000 personas, mujeres y hombres, han concluído que cuanto más chocolate consumieron más depresivos se volvían. Lo que no nos dicen es que marca de chocolate han tomado… ¡ para no consumirlo !.

Parece que las personas seleccionadas para este estudio, entre los que no me afortunadamente no me encontraba, no tenían diagnosticada depresión previamente, ni tomaban medicamentos relacionados con esta enfermedad.

Según la Dra. Natalie Rose y sus colegas de la Universidad de California, en San Diego, hay muchas posibles explicaciones para este hallazgo y aún hay que investigar más profundamente. Por ejemplo, puede ser simplemente que las personas que están deprimidas deseen el chocolate como un “auto-tratamiento” para levantar el estado de ánimo. Esto ya me gusta algo más…aunque no me considero depresivo en manera alguna sino todo lo contrario. Pero en este caso el chocolate, tendría un efecto positivo, vamos digo yo.

Sin embargo, también nos dice la doctora y su equipo que aunque el efecto puediera ser beneficioso a corto plazo, a largo plazo la cosa cambia y podría ser perjudicial. Incluso el chocolate podría incluso ser una causa directa de la depresión.

Bridget O’Connell, de Mental Health Charity Mind comenta algo que muchos pensamos desde hace tiempo, que nuestra nutrición está relacionada con nuestros sentimientos y estado de ánimo: “La forma en que sentimos y lo que comemos pueden estar estrechamente relacionados, y muchas personas estarán familiarizados con desear determinados alimentos o simplemente comer algo cuando están estresados, bajo presión o depresión “.

Quién no ha ido alguna vez al frigorífico en un momento de aburrimiento a “ver si había algo para matar el gusanillo”. Por eso, cada día recomiendo más a las personas que quieren adelgazar relacionarse con los otros, con sus semejantes. Pero esto sería aplicable a todo, no sólo al chocolate.

Afortunadamente, el susto ha quedado en sustito cuando he leído que: “Sin embargo, como demuestra este estudio, se necesitan más investigaciones para determinar exactamente cuál es la relación entre el chocolate y nuestro estado de ánimo.”

Por si acaso seguiré tomando chocolate, de forma moderada, pero mi Milkybar, Crunch o bombones de Mallorca, mientras mi médico no me los retire, seguirán alegrando mi vida y la de los míos.

Saludos y que tengas un feliz día.

Fernando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s